Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Sin tierra en América

Pascual Falces
Pascual Falces
sábado, 17 de noviembre de 2007, 03:09 h (CET)
La enorme extensión del continente americano comprendida desde una línea imaginaria que cruzase los Estados Unidos de Norteamérica de costa a costa, hasta el estrecho de Magallanes en el limite sur junto a los hielos antárticos, habla español. Quienes no la conozcan pueden recorrerla, palmo a palmo, gracias a ese prodigio de la técnica moderna que es Google Earth, que muestra con detalle su imagen desde la altura del satélite.

Las fotografías, naturalmente, no hablan, pero muestran los incontables detalles geográficos y arquitectónicos que las gentes han ido incorporando sobre sus respectivas localidades de modo espontáneo.

No es que los disparatados acontecimientos registrados con motivo de la reciente Cumbre iberoamericana en Santiago de Chile hayan provocado en este ventilado columnista un “subidón” nostálgico de las viejas glorias del Imperio español en América, ni que esté consternado por la meliflua política exterior que representan un pícnico ministro de aflautada voz, y una pizpireta Secretaria de Estado que se acuclilla -postura como de estar sentado, pero sin asiento o apoyándose en los propios talones-, tras el Jefe del Estado y Presidente del gobierno para susurrar sus apreciaciones, como vio todo el mundo a raíz de la popularidad alcanzada por el esperpéntico “¡Te quieres callar!”… que no cesa de dar vueltas por el ciberespacio.

Es imposible ser ciudadano de España y renunciar su Historia, a menos que la ignorancia haya entontecido, irreversiblemente, a los más jóvenes después de tanta LOGSE, LOE, y demás. La Geografía e Historia de España están vinculadas, desde y para los siglos, con la del subcontinente americano que civilizó. Las tierras son diferentes, unas menos que otras –p.e. Méjico fue conocido durante casi tres siglos como la Nueva España-, más, la arquitectura, y el trazado de calles y plazas es semejante, con las adaptaciones impuestas por la orografía, y su original modo de ver el arte. Así mismo, la Literatura también es uniforme con distingos, como sucede con la ortografía y la fonética.

El día en que se puso el sol en América después de que se desmontaran los postreros vestigios de su Administración, ni un palmo de tierra siguió siendo propiedad española. Francia, Inglaterra y Holanda, las últimas en llegar al pastel del descubrimiento del Nuevo Mundo, en cambio, mantuvieron importantes y auténticas colonias. Lo anterior, sí que supone un legítimo tirón nostálgico, como el que sentía el Árabe-español, aquel que “todo lo tuvo y todo lo perdió”, y que se reconoce por este romance: ¡Abenámar, Abenámar!... moro de la morería, el día en que tú naciste grandes señales había…

Los Virreinatos dieron lugar a naciones que vieron la luz en el concierto mundial pronto hará dos siglos. Y, mientras, España siguió su historia, que, todavía y con avatares, sigue ostentando la Corona como representación del Estado. Las Cumbres acogen, en teórico plano de igualdad, a los gobernantes democráticamente elegidos junto al aparentemente anacrónico Rey español. No cabe lugar a la extrañeza ante “los disparatados acontecimientos”. Hace falta corazón, honda preparación, y cierto talento en la diplomacia para desarrollar eficazmente las relaciones entre España y las naciones a que dio origen. Cualquier ecuatoriano o paraguayo, o colombiano, de los miles que ahora viven en la península, con su “ida y vuelta” escrita en la sangre, sin embargo, la representa empírica y sencillamente de manera meridiana.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris