Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

Venezuela con paciencia Zapateril

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
sábado, 17 de noviembre de 2007, 03:09 h (CET)
Personalmente pienso que todo esto que nos está pasando en política exterior no es más que el acabose del continuose del empezose cuando Zetamán no se levantó ante la bandera norteamericana. Que nos lo hemos ganado a tope, vaya, incluso haciendo esfuerzos gubernamentales por ser cada día más burros. Ya hasta Senegal y Chad nos toman por el pito de un sereno...

ZapaCero tiene la culpa, las culpas, de los numerosos errores cometidos, durante estos casi cuatro años ha acumulado despropósitos y estos lodos son la consecuencia de los polvos de ayer y de que llueve sobre mojado.

No soy yo, como queda bastante claro por las líneas que anteceden, sospechoso de simpatías por la política exterior de Zetamán, no soy Suso de Toro. La hemos cagao y estamos pagando las consecuencias. A Zapa le enseñaron Economía en un par de tardes, pero lo de la política exterior tarda más en asumirse. Arrieros somos.

Y sin embargo creo que tanto en la crisis de Chile como en la continuación, esta especie de prórroga interminable que está ofreciéndonos el orangután venezolano, Zapa estuvo en su sitio. Hombre, yo creo que con un puntín de mala leche si le debería haber contestado en alguna de las interrupciones numerosas que soportó estoicamente. En fin, cuestión de paciencia y de punto de vista.

Sospecho que tarde o temprano vamos a tener que mandar llamar al embajador en Venezuela, que va a ser algo inevitable dado que el "mandarín" bananozolano no se calla (lo que confirma que se siente derrotado y humillado por lo que pasó en la cumbre), pero Zapa y sus boys de Exteriores hacen bien en tratar de evitar una medida como ésa. En Venezuela hay casi 300.000 españoles residiendo, un montón de empresas importantísimas y miles de millones en intereses nacionales que necesitan una rferencia y un defensor de sus (nuestros) intereses.

Necesitamos mantener nuestra honra pero también nuestros "barcos", es decir nuestras empresas, sus millones de inversiones y la influencia española en aquel continente. Tiempo habrá, sospecho que va a ser inevitable, para llamar al embajador hasta que el dos de diciembre el dictador, golpista e incurable demagogo bananero consiga su objetivo.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris