Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Separación Real o cese temporal

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
viernes, 16 de noviembre de 2007, 06:02 h (CET)
Si hace quince años, en 1992, la Reina de Inglaterra, por cierto pariente del Rey de España, definió aquellos doce meses como un “annus horribilis” para la monarquía británica ahora, en este 2.007 que ya está dando sus últimas bocanadas Juan Carlos I de Borbón también está a punto de definir este séptimo año del siglo XXI en los mismos términos que su parienta Isabel. No ha sido un año fácil para la monarquía, a pesar de las alegrías que les debe producir ver cómo aumenta la familia. Por primera vez desde que Franco, y después la Constitución votada mayoritariamente por los españoles, le sentaron en el trono un mes de Noviembre de hace 32 años la figura del Rey ha sido cuestionada en más de una ocasión y en diversos foros.

La proliferación de banderas republicanas en las calles, la quema de fotografías del monarca en diversas manifestaciones en Catalunya y el País Valenciano, la portada de la Revista “El jueves” con la caricatura de los Príncipes de Asturias en actitud de intentar perpetuar la estirpe regia y ahora la separación matrimonial de su hija Elena, la mayor y la que, en buena lógica, debería haber sido su sucesora al trono. Definitivamente un “annus horribilis” para los Borbones y que han llevado al monarca a la crispación y a una salida de tono como la que protagonizó la pasada semana en Santiago de Chile.

Hace doce años Sevilla y con ella toda España ardía en fervor monárquico ante la primera boda real en muchos años. Se casaba la hija mayor del Rey y media España se pasó la tarde ante los televisores soñando, por unos momentos, que eran invitados de excepción al acontecimiento. Ahora también media España está pendiente de este “cese temporal de la convivencia”, que es como la Casa Real ha llamado a lo que es una sencilla separación, si suspiramos con la boda cómo no vamos a hacerlo en estos momentos llenos de morbo del “cese temporal”. Los responsables de la cuenta de resultados de las llamadas revistas del corazón ya andan frotándose las manos calculando las tiradas millonarias que harán a cuenta de este “cese temporal” y los programas televisivos al uso ya han tocado a rebato para que sus más aguerridos periodistas y voceros acudan en masa a los platós.

Cada día miles de españoles dan por “cesada” su convivencia y se rompe aquel amor eterno jurado ante el juez o aquel hasta que la muerte nos separe que se prometió a los pies del altar. La vida da muchas vueltas y las estadísticas dicen que, en los últimos años, de cada dos parejas que se casan 1,60 terminan separándose. Así que lo sucedido con los Duques de Lugo no es nada nuevo, pasa cada día e incluso en la familia Borbón ya ha sucedido con anterioridad. La primera en separarse fue la Infanta Eulalia, hija de Isabel II, quien en 1900 se separó de su primo Antonio María de Orleáns, años más tarde, en 1933, Alfonso de Borbón y Battemberg, hijo mayor de Alfonso XIII, se divorció de su primera esposa para casarse de inmediato con otra señora de la que también se divorció en 1938, y al año siguiente, en 1939, el Infante D. Jaime( también hijo de Alfonso XII y tío del actual Rey de padre) se divorció de Emmanuela Dampierre, madre de su hijo Alfonso, a la vez casado y divorciado de María Carmen Martínez Bordiu Franco. Como puede verse esta real familia ya es experta en temas de separaciones por no hablar de amantes e hijos secretos y bastardos. Así que con este “cese temporal” la Infanta Elena no hace más que seguir los pasos de algunos de sus antecesores.

Pese a que muchos compañeros del gremio sabían de la existencia de enormes diferencias en el matrimonio éstas no se han hecho públicas hasta el momento en que se ha estimado conveniente hacerlo. Después de un año horrible, donde hasta la emisora de los obispos pedía un día si y otro también la abdicación del Rey mientras Esperanza Aguirre defendía al vocero episcopal, un baño de multitudes y banderas españolas como sucedió en Ceuta y Melilla y un gesto, tal que el “primo de Zumosol”, frente a un reyezuelo como Chávez el hecho de que en la Familia Real se produzca un separación humaniza la figura del Monarca acercándole más a la gente de a pie, al ciudadano que, como el Rey, también ve separaciones en su entorno y sufre por ellas. Es por eso que muchos nos preguntamos por qué ahora y no antes y cuales son los motivos de que hace dos meses se dijera que no era cierta una noticia y ahora se reconozca que existe un “cese temporal de la convivencia”. Los “gurus” de la estrategia empresarial están acostumbrados a hacer de una situación de crisis una oportunidad. Estoy seguro que en Zarzuela hay un buen plantel de estrategas que planifican, miden y deciden cuando, cómo y por que medio hemos de conocer las noticias los españolitos de a pie.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris