Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Paz y guerra

Isaac Bigio
Isaac Bigio
viernes, 16 de noviembre de 2007, 06:02 h (CET)
A las 11 horas del día 11 del mes 11 (Noviembre) de 1918 cesó la I Guerra Mundial (iniciada en 1914) Esta llegó a ser la mayor carnicería bélica de la historia, sólo superada en sangre por la II Guerra Mundial (1939-1945).

Desde entonces cada 11 de Noviembre el Reino Unido conmemora a sus casi dos millones de muertos ocurridos en aquellos dos grandes conflictos así como a los 16,000 que han tenido en todas las guerras de las últimas seis décadas.

Nuestras simpatías con todos nuestros hermanos británicos que sufrieron el horror de esas matanzas y que perdieron familiares en ello. Muchos recalcarán el rol del Reino Unido para haber forjado el actual modelo global democratizante y liberal. Sin embargo, lo que motivó a dichas guerras fue la necesidad de abrir más mercados o dependencias para una u otra potencia.

Para muchos las tropas británicas ayudaron a derrotar al ‘fascismo’ y al ‘comunismo’ y hoy vienen combatiendo al ‘fundamentalismo’. Para otros éstas han defendido a un imperio. En el Tercer Mundo hay muchos quienes reivindican a los independentistas de la India, Malasia, Egipto y otras ex colonias que se enfrentaron a los soldados de su majestad.

En América Latina la herida de la guerra delas ‘Malvinas’ sigue abierta. El conflicto de hace 25 años encontró a toda esa región (salvo Chile de Pinochet) respaldando a Argentina, quien aún reclama esas islas. Hoy uno de los principales aspectos de la celebración de ayer fue honrar a los más de 200 británicos caídos en recuperar las ‘Falklands’.

En estos días es usual ver a muchas personas que se colocan una flor roja en su solapa para mostrar su solidaridad con los caídos, aunque ello no se ve dentro de la mayoría de los latinoamericanos u otras minorías étnicas de estas islas. Muchos irlandeses tampoco comparten ello y en las celebraciones oficiales se pudo ver como en éstas participaba el unionista primer secretario de Irlanda del Norte (Paisley) pero no lo hacía su vice (el nacionalista McGuinness).

Honramos las tumbas de los caídos y esperamos que no haya más soldados británicos muertos en conflictos. Esto último podría ayudar a lograrse si Londres decidiera no envolverse en nuevas ocupaciones que encienden la hoguera y que también generan tantos problemas de seguridad interna.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris