Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

De las muchas cosas que nos están pasando

Mario López Sellés (Madrid)
Mario López
jueves, 15 de noviembre de 2007, 06:37 h (CET)
Definitivamente Don Juan Carlos está pasando un mal momento: la foto de la caricatura de su hijo en la portada de El Jueves con la subsiguiente quema de fotos de él mismo, la bronca con el presidente Chávez y, finalmente, la separación de su hija Elena. Hay que fastidiarse. La reina de Inglaterra hubiera dicho en latín que éste es un año horrible. Don Juan Carlos es mucho más campechano y gentil y seguro que todo lo más que habrá dicho es que hay que joderse.

Lo primero que quiero decir es que me siento profundamente identificado con nuestro Jefe de Estado y que me sumo de todo corazón a sus padeceres. Dicho esto, añado que en el fondo no deja de ser un conjunto de conflictos familiares muy a nuestra escala. Casi me atrevería a afirmar que son cosas que pertenecen al área de nuestro cuarto de estar. A fin de cuentas, lo que nadie discute es que Don Juan Carlos es un tío auténtico y que es imposible que caiga mal a nadie. Y, bueno, todo acabará bien porque no tiene por qué acabar de otra manera.

Por otra parte me quedo con lo dicho por el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, de que de todo esto hay que sacar algo positivo: se ha abierto una puerta al diálogo con José María Aznar. Estoy totalmente de acuerdo y lo celebro. Creo que cualquiera medianamente sensato estaría dispuesto a pagar lo necesario por ayudar al buen entendimiento entre todos los presidentes actuales y pretéritos de nuestra democracia. Es imprescindible que se entiendan. Estoy seguro de que todos los españoles olvidaríamos pasadas afrentas si vemos a José Luís Rodríguez Zapatero y a José María Aznar en buena sintonía trabajando por el mejor futuro de los españoles. Seguro que tenemos muchas cosas de las que discutir y el futuro de nuestro país es una apasionante empresa que debería implicarnos a todos, pero, por favor, sin malos rollos. Y un abrazo al Rey.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris