Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Tabasco en su ocasión

Pascual Falces
Pascual Falces
martes, 13 de noviembre de 2007, 05:28 h (CET)
Abrumadora, hasta lo apocalíptico, es la catástrofe natural que ha experimentado el paradisíaco Estado del sureste mexicano. Su geografía física lo distingue de modo peculiar del resto de la República; es un extenso territorio llano por el cual discurren múltiples cauces fluviales serpenteantes hasta desembocar en el Golfo de México. Derivado el nombre, según algunos, del vocablo maya Tlapalco que significa, “tierra húmeda”, también se refiere al “pasto que cuelga de los árboles”; lo que hace alusión a sus características climáticas y medioambientales.

De entre todos esos ríos, el más caudaloso es el protagonista de la bonanza y, también, de las calamidades de Tabasco. “Protagonista de la historia”, es como se reconoce al Río Grijalva, así llamado en memoria de su descubridor, uno de los hombres que protagonizaron con Cortés la incorporación de las tierras de Mesoamérica a la cultura renacentista de Occidente. La cultura maya estaba asentada de manera floreciente desde hacía 3.000 años, a su llegada, y sus vestigios arqueológicos son uno de los múltiples atractivos turísticos del Estado.

En una temporada de lluvias como la actual, mucho más abundante de las habituales, no se sabe bien cuál fue la gota que desbordó el vaso, y las aguas del Grijalva que, normalmente son belleza, riqueza, y medio de comunicación terrestre en sus 600 kilómetros de longitud y múltiples brazos y afluentes, sobrepasaron toda prevención y han asolado el territorio. Diez días después, las aguas “ya” han descendido como un metro, y comienza a distinguirse lo que ha estado sumergido desde el pasado 31 de octubre.

“Nuestro hogar fue cubierto totalmente por las inundaciones. Ahí se quedaron mis libros, apuntes; los trabajos de mi hijo (es fotógrafo y diseñador), las investigaciones de mi esposa. Estuvimos aislados 24 horas hasta que nos rescataron. Estamos vivos. Tratamos de sobreponernos a esta pérdida. Ahora nos toca colaborar en las tareas de auxilio, esperar a que bajen las aguas y volver a tratar de hacer habitable la casa.”

El anterior párrafo, íntegramente, es el dramático correo con que ha respondido uno de los directores de “Presente”, el principal periódico de Villahermosa, la capital del Estado desalojada por la inundación, y en el que tuvo su asiento esta columna “en el principio de los tiempos”.

Según recuentos provisionales, más de la mitad de la población tabasqueña ha pasado, y se encuentra, en parecida situación. Un millón de tabasqueños contemplan cómo ha quedado todo lo suyo a medida que cede la inundación. Las contrariedades, por muy catastróficas que sean, siempre tienen su contrapartida favorable, y, como muestra, Tabasco sabe que no está abandonado ni se le ha ignorado en sus horas de tragedia; los medios de comunicación actuales han permitido seguirla con angustiosa condolencia. Desgraciadamente, las catástrofes naturales en sus comienzos han de sobrellevarse como se puede, luego, vienen las ayudas para la reconstrucción. Es la historia solidaria del hombre en la tierra. Esa voluntad de ayuda, se ha manifestado a través de sus compatriotas, que se han volcado en los distintos centros de acopio mexicanos. El Gobierno central ha destinado siete mil millones de dólares como primera provisión que, a todas luces, será insuficiente y de valor simbólico. El mundo entero ha de volcarse en auxilio de los damnificados.

La historia de Tabasco puede tener un punto de inflexión ascendente después de padecer este ejemplo de Diluvio Universal, que, con su desorbitada magnitud, exigirá la eficaz reconstrucción de todas las infraestructuras del Estado que es clave en la economía mexicana y su principal fuente de energía hidroeléctrica y petrolera y que han de revertir en la creación de un Tabasco moderno y pujante, biodiverso, y, por encima de todo, ¡seguro para vivir!

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris