Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

El Rey restablece la dignidad nacional

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 13 de noviembre de 2007, 05:26 h (CET)
Sucedía este fin de semana durante una de esas cumbres sufragadas con dinero público –que ya se sabe que no es de nadie y por eso se dilapida que da gusto- en las cuales se reúnen, a lo ONU, presidentes de países democráticos, payasos populistas, antiguos golpistas y sanguinarios dictadores como si todos ellos fueran lo mismo y todo valiera lo mismo.

Hugo Chávez, (“por las botas o por los votos, es un autoritario que liquida las libertades”; así lo describió en su día Felipe González), amenazaba ya el primer día a la patrona española y a José María Aznar de “golpistas”, en referencia a esa cosa extraña tan parecida a un autogolpe que tuvo lugar en el año 2002 en Venezuela –su efecto fue el fortalecimiento del populista Chávez-. Por su parte, el sandinista de Nicaragua arremetía contra la española Unión Fenosa al tiempo que la mediación del Rey entre Argentina y Uruguay se iba al garete. El ministro de exteriores cubano completaba el trío de “hombres de la paz”. Rodríguez Zapatero se limitaba a pedir “respeto”.

Y la cosa reventó al día siguiente cuando tuvieron lugar los sucesos que ya toda España conoce. En realidad, Chávez debió de quedarse muy sorprendido por la repentina defensa que hacía Z de Aznar –en realidad de todos los españoles-.Y es que no es habitual que Z reaccione cuando se insulta a los ciudadanos de la nación española. Además, hay que recordar que el ministro de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos ya había acusado en 2004 a Aznar, en el marco de un programa de la televisión pública española, de haber participado en un golpe de estado contra Chávez. Lo del cariñoso apelativo de “fachas” o “fascistas” también es continuamente arrojado contra los populares desde las filas del partido del gobierno.

Aquello más que una cumbre parecía un “todos contra España”. Un “todos contra España” capitaneado por los populismos latinoamericanos que no nos debe de extrañar si repasamos someramente la “no-política” exterior del gobierno de Z: patadas continuas a los aliados, petición presidencial desde Túnez para que los aliados dejen abandonados en manos de los terroristas a los ciudadanos de Irak, después de haber retirado de allí a las tropas españolas, antiamericanismo feroz con o sin ocasión, antisemitismo a raudales, Merkel tachada por Z de fracasada, apuesta de Z por la perdedora Royal en Francia –y John Kerry en USA-... al tiempo que se estrechaban lazos de amistad con los “demócratas” Chávez, Castro, Morales, Erdogan ó Mohammed VI.

Lo sucedido en Chile no es más que la consecuencia de todo ello: España, que ha desaparecido del mapa diplomático mundial pese a ser la novena potencia económica del mundo, es tomada por el pito del sereno a nivel internacional. Y ahí tenemos los supuestos amigos de Z reivindicando Ceuta y Melilla; retirando a su embajador mientras Moratinos, que nunca parece enterarse de nada, se va de puente a oir al Lebrijano a Marruecos; ; ninguneo de las dictaduras africanas; sátrapas de todo pelaje insultando a los españoles –eso cuando no los persiguen, como sucede en la Venezuela de Chávez. Por cierto, el gobierno de Míster Z ha dejado allí a los españoles abandonados a su suerte- o perjudicando –robando más bien- a nuestras empresas en el exterior.

Y el Rey no pudo más. Y reventó. Y con ese “¡por qué no te callas!”, espetado en la cara del gorila rojo, restableció nuestra dignidad nacional. La dignidad que lleva siendo pisoteada desde el exterior y desde el interior desde hace casi cuatro años. Gracias, Majestad.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris