Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ACB - SÉPTIMA JORNADA   -   Sección:   Baloncesto

El DKV remonta al Ricoh y se impone en el último suspiro (87-86)

El Joventut doblegó cruelmente a un Manresa que fue por delante durante todo momento.
Redacción
lunes, 12 de noviembre de 2007, 00:27 h (CET)
Final de infarto en Badalona. El DKV Joventut se impuso al Ricoh Manresa por 87-86 en el último instante del choque, correspondiente a la séptima jornada. El encuentro lo dominaron los manresanos de principio a fin, pero no supieron rematar la faena ante una buena defensa de los verdinegros en los últimos minutos. Después de esta agónica victoria, el DKV sigue líder de la ACB con seis victorias y una sola derrota.

FICHA TÉCNICA
87- DKV Joventut: Rubio (20), Mallet (12), Barton (9), Jagla (10), Moiso (4) -equipo inicial-, Ribas (8), Rudy Fernández (8), Hernández-Sonseca (11), Popovic (2) y Laviña (3).

86- Ricoh Manresa: Rodríguez (10), Martínez (13), Sánchez (5), Callahan (13), Asselin (17) -equipo inicial-, Grimau (0), Hernández (5), Alzamora (5), Rubio (4), Espil (3) y Walsh (11).

Parciales: 24-27, 44-47, 64-72 y 87-86.
Árbitros: De la Maza, Alzuria y Munar.. Eliminaron por cinco faltas a Ricky Rubio (min. 40)Incidencias:7.000 espectadores en el Palau Olímpic de Badalona. Séptima jornada de la liga ACB 2007-2008.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor:Ricky Rubio. Con 17 años ya se ha afianzado como uno de los mejores de la ACB. Hoy, con 20 puntos fue el líder de su equipo.

Lo peor: Para los de Manresa, lo peor fue como vieron diluir su ventaja en los últimos instantes. Tras un partido muy serio y un acierto muy difícil de repetir, se van de vació de Badalona y con una decepción comprensible. El dato: 39 minutos 57 segundos. Es el tiempo que el Ricoh Manresa estuvo por delante en el marcador. La Penya se impuso en tan solo 3 segundos. Ver para creer.

Guille Pérez/ Badalona

Victoria a base de fe. Así se podría resumir la victoria que consiguió el DKV frente al Ricoh. Una fe en ganar que mantuvieron los locales hasta el final. Un final ajustadísimo donde los verdinegros sudaron como nunca para imponerse a un gran y combativo Manresa que llegaba a Baladona como la revelación de la liga hasta el momento. Ya se avisaba desde Badalona que para nada era un partido fácil a pesar de tener delante a un recién ascendido. Y así fue. Los visitantes mandaron desde el principio y a punto estuvieron de dar la sorpresa. La Penya lo tuvo todo en contra en todo momento pero merced a una buena defensa durante los últimos minutos, logró una victoria épica y agónica que le deja, una semana más, como líder de la ACB.

El partido empezó con un parcial de 0-6 para el Manresa. Desde el primer momento, los hombres de Ponsarnau tomaron ventaja y no dejaban acercarse al DKV a menos de 5 puntos. Unos primeros minutos electrizantes del Manresa y una buena defensa en zona, impedían que el Joventut mostrara su mejor cara. Los pívots locales eran claramente superados, y en ataque, solo Ricky Rubio estaba inspirado. Así pues, Aíto decidió que entrara en acción la estrella del equipo, Rudy Fernández, que llevaba un mes alejado del parquet. Pintaban mal las cosas para una Penya sin ritmo, que tras un triple de Berni Hernández vio como su desventaja ya era de siete puntos (20-27). Hasta ese momento, la Penya se intentaba acercar gracias a dos triples de Ribas y Rudy, pero un juego inteligente y muy acertado del Ricoh, situó 24-27 al final del primer cuarto. Visto lo visto en el parquet, el -3 era un mal menor para los verdinegros.

En el segundo cuarto, aunque el DKV no conseguía desplegar el juego que más le gusta, locales lograron empatar tras un triple de Mallet (29-29). Era el partido del ritmo del Manresa y el talento, que no conseguía ver luz, del Joventut. Por parte del Manresa, destacaban en este cuarto Javi Rodríguez, muy acertado en anotación (10p.) y en la dirección. Junto con un Asselin implacable bajo los aros, el Ricoh abría de nuevo, ligeras distancias (29-35). En ese momento apareció un inspirado Sonseca, que capturaba rebotes y anotaba, y sumado a un triple de Barton, colocaban a 3 puntos a su equipo (41-44). Ricky Rubio, que sabe leer el juego como nadie, logró empatar el partido gracias a una jugada de dos más uno, pero un triple de Walsh sobre la bocina, permitió al Ricoh irse al descanso con tres puntos de ventaja (44-47). Igualdad en el derbi catalán, donde los dos equipos más anotadores de la ACB hasta el momento, hacían valer esta etiqueta.

Tras el descanso, si se podía esperar un bajón del Ricoh tras el ritmo que impuso en los 20 primeros minutos, se vio todo lo contrario. Con las ideas muy claras y con un impecable acierto en tiros de campo, los visitantes quisieron abrir diferencias rápidamente. Tras unos minutos sin control de ambos equipos, cosa que favorecía al Manresa, Callahan endosó al DKV tres triples consecutivos que hacían sobrevolar en Badalona el fantasma del iurbentia Bilbao, donde los badaloneses cayeron amplia e inesperadamente. 51-62 era el resultado después de la exhibición desde el perímetro del jugador del Ricoh. Los manresanos jugaban con la ansiedad de la Penya, que solo hacía que fallar triples. Ricky Rubio tiraba del carro como podía y Sonseca se peleaba con todos bajo los aros pero a la Penya no le bastaba para frenar a un rival muy inspirado. El Ricoh no fallaba nada. Llegó al minuto 7 del cuarto con 95% de acierto en tiros de campo. Realmente asombroso, más cuando Martínez hundía un poco más al Joventut, con un triple que los alejaba hasta los 12 puntos (60-72). En el último minuto del cuarto, con 4 puntos de Moiso y Barton, los locales recudieron las diferencias (64-72).

La Penya salió a disputar los últimos diez minutos con la intención, ovbiamente, de remontar, pero durante los primeros compases del cuarto no conseguía lograr la reacción, y los de Manresa se limitaban a mantener la diferencia. Un triple de Laviña parecía acercar a su equipo (67-74), pero Walsh, en forma de réplica desde 6,25 , devolvía la diferencia a los 10 puntos. Tras esta acción, el orgullo herido de los verdinegros salió a relucir, y con Rubio y Rudy en pista, el DKV apretó, por fin, en defensa y un triple de Mallet a 4 minutos del final (72-77), levantó al equipo y la afición, que desde ese momento se hizo notar en el Olímpic. Rudy, voluntarioso tras la lesión e importante en este final, respondía con un triple a Walsh que había devuelto los 7 puntos de ventaja al Manresa (75-82). A partir de ese momento, el Joventut sacó toda su garra. Rudy y Ribas se encargaron de colocar el empate a 82 a falta de dos minutos. Al Manresa le hizo daño la buena defensa realizada por los de Aíto, y evidentemente, también bajó su acierto de cara a canasta. El joven Pau Ribas asumió responsabilidad y se erigió como uno de los protagonistas del final del partido. Tras recuperar un balón, y dirigiendo tras la eliminación de Ricky, cedió a Jagla para que igualara el partido a falta de 30 segundos (86-86). Tras sacar de fondo, Javi Rodríguez asumió la responsabilidad y se precipitó en un lanzamiento triple que no entró y dejaba el empate con 21 segundos por jugarse. Mallet quiso jugársela en la última posesión y forzó una falta. En la línea de tiros libres, el base americano del DKV, metió el primero y tiró a fallar el segundo, para que los 3 segundos que restaban se consumieran rápidamente y el Ricoh no pudiera buscar el lanzamiento ganador. Un último lanzamiento a la desesperada de Javi Rodríguez, no entró y dejo a la Penya por delante definitivamente para lograr el triunfo. No había estado por delante en el marcador a lo largo de los 40 minutos. Lo estuvo 3 segundos y le bastó. La jugada le salió perfecta a la Penya. Épica y fe en Badalona y el DKV sigue líder.


SALA DE PRENSA
Jaume Ponsarnau (entrenador Ricoh Manresa)

"Hemos salido a jugar el partido con las mismas armas que el DKV y nos ha salido casi perfecto. En el cara y cruz del final, hemos caído. En la segunda parte hemos concedido muchos rebotes y eso nos ha condenado”.
Aíto García Reneses (entrenador DKV Joventut)

"Hemos ido evolucionado a lo largo del partido, y estoy contento ya que durante la semana no hemos podido trabajar al completo y eso se ha visto reflejado en el partido. A pesar del gran acierto del Ricoh Manresa hemos seguido trabajando y teniendo fe. Ahora, ya con todos nuestros efectivos, espero que volvamos de nuevo hacia arriba ".


Noticias relacionadas

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial

España vence a Australia (65-62) y llegará invicta a 'su' Mundial

Fin de semana de doble victoria

España ultima su puesta a punto antes de viajar a Kiev

Antes de volver a Madrid para jugar ante Letonia

España femenina cede ante Alemania en cuartos de final del Mundial de baloncesto en silla de ruedas

Derrota por 59-33

Scariolo podrá dirigir a España en las 'ventanas' pese a su contrato con Toronto

Garantiza su disponibilidad para la fase de clasificación para el Mundial 2019
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris