Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

'La independencia vendrá en tren'

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
domingo, 11 de noviembre de 2007, 14:00 h (CET)
Fino humor el de Coll. No confundir con el José Luís Coll del tándem Tip y Coll. No, no. Se trata de Antoni Coll, agudo comentarista catalán en las páginas de Diario de Tarragona, que dirige con acierto Ramón Pedrós.

Se refiere Coll al revuelo -relativo- que han causado las palabras en Madrid del presidente catalán José Montilla en los medios políticos y mediáticos. Antoni Coll no se les toma a broma, peró tampoco las quiere magnificar, igual que hace el escritor Monzò, para quien “no hay para tanto”. O como Xavier Rius, brillante director del diario digital de éxito E-notícies.com, que irónicamente afirma que “ahora sÍ que España se rompe”, al ver la reacción airada de algunos empresarios catalanes por el problema de las infraestructuras y del insuficiente financiamiento.

Para Rius “Cataluña será independiente el dia que Ricard Fornesa, Isidre Fainé, Juan Rosell, Salvador Gabarró o Manuel Lara se hagan independentistas, por citar solo algunos de los empresarios que manejan el cotarro en este país (Rius pudo haber añadir a Brufau, Tusquets, Enric Reina, el Conde de Godó, los presidente del RACC y del Barça, los presidentes del IESE y ESADE, y a Enrique Lacalle, Enric Crous, sin olvidar al cardenal Sistacs, al abad de Montserrat, etc., pero fué prudente) Finalmente –dice-, han descubierto (los empresarios) que la pela es la pela. Ya lo dijo el periodsita de El País Francesc Arroyo: “España és una unidad de marcado”, por tanto. “si se rompe el mercado se rompe España”.

“No hay para tanto”, como decía Monzó, ya que el dia siguiente de hacerse el valiente, en su conferencia de Madrid, el president Montilla, con su seria adverténcia de una creciente “desafección de Catalunya respecto de España y de las instituciones comunes”, lo qual es cierto ( y no sólo por el lio del AVE y de Cercanias), se apresuraba a matizar sus palabras , lo que Durán Lleida interpreta que a Montilla “en la Moncloa li han tocat el crostó (le han llamado la atención)”.

Por tanto, calma. En amplios sectores catalanes hay cabreo por como van algunas cosas, principalmente las mil promesas incumplidas de Zapatero (Estatut, financiacón, el AVE para el 21 de diciembre, desastre de Cercanías, etc). Como ha puesto de moda Alfredo Abián, hay mucho català emprenyat (catalàn cabreado), si bien el propio Montilla se defendia advirtiendo, hace un tiempo, que en Cataluña hay muchos “interesados” en que haya catalans empreynats; es una mina de independentistas.

Todo esto no debe ignorarse ni menospreciarse en el resto de España. Ni en Cataluña, donde todas las rebeliones hasta ahora le han salido muy mal, però eran más bien de origen político-sentimental. Ahora la cosa tiene otro aire. El descontento –o desengaño- está cundiendo en el sector económico y social. El aviso de Montilla es oportuno. Como decía, lo explica gráficamente Antoni Coll, con estas irónicas y certeras palabras:

“La independencia, si viene, vendrá en tren. Montilla avisa a Madrid de que los problemas que padece Catalunya con el lío del AVE y los ferrocarriles de cercanías producen un desapego de España que «puede ser irreversible». Si tal fuera, los esfuerzos de ERC no serían necesarios. Benach podría esperar la independencia en el andén de la Estación de Reus; Carod, en Tarragona; Bargalló, en Torredembarra”.

Paradójicamente, no sería una rebelión de trabuco ni de alpargata, “vendría en tren”, por la pésima gestión de los muchos AVEs que –como las aves de mal aguero- sobrevuelan por el cielo de todo país.

____________________

Wifredo Espina. Periodista y exdirector del centre d’Investigació de la Comunicació.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris