Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La iglesia católica como iglesia política en México

Gabriela Martín
Redacción
viernes, 9 de noviembre de 2007, 02:01 h (CET)
Estamos hablando de un México donde el 85% de la población profesa la religión católica. Desde la independencia la iglesia ha influido en los intereses nacionales; siempre México se ha visto a si mismo frente a Dios, siempre rindiéndole cuentas a la iglesia. El estado no se ha quedado con los brazos cruzados también ha intentado separarse de la iglesia, con Juárez la guerra de los tres años y la separación de la Iglesia-Estado y como olvidar la guerra cristera con Plutarco Elías Calles; sin embargo hemos visto que no han sido fructíferas.

Fue en el año de 1992 cuando se reanudaron las relaciones con el vaticano modificando el artículo 130, mismo año donde la iglesia católica se conforma como iglesia política e incrementa su influencia.

En la actualidad vemos las intenciones de algunos padres de obtener el permiso de la ley para postularse políticamente y ser ellos la figura y no solo el detrás de bambalinas; sin embargo no es la misma iglesia quien les prohíbe esto, entonces ¿por qué buscan algo que va en contra de sus mismos principios? Y no sólo buscan poder postularse también buscan que en las escuelas publicas se imparta educación católica; ahora bien no es que México s considera a si mismo en su constitución como un estado laico y la educación debe ser laica sin ningún tipo de religión no importa que el 85% de las personas sean católicas, puesto que siempre existirá un 15% de ciudadanos mexicanos que valen lo mismo sin importar cual sea su religión.

Podemos concluir que en la sociedad mexicana la sotana tiene un gran peso moral que no siempre ayuda a la sociedad, hablando de las narcolimosnas y muchas otras cosas.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris