Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

Como niños

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
jueves, 8 de noviembre de 2007, 00:08 h (CET)
Schuster ha jugado en los dos mejores equipos de fútbol de España, se retiró de la Selección alemana con toda su carrera por delante y en la actualidad es uno de los técnicos más valorados de Europa.

Pero el alemán sigue jugando a fútbol en el recreo del colegio. Cuando suena el pitido para salir al patio, Schuster se coloca en la banda del campo de juego y dirige a sus compañeros con maestría, trata de hacerlo al ataque, como le gusta que jueguen sus equipos favoritos cuando les ve en la televisión.

Pero cuando el árbitro se equivoca, Schuster comete los errores típicos de la infancia. Todavía caliente por la actuación arbitral decide que su equipo ha sido superior al rival y que mereció la victoria, pero el árbitro ya tenía decidido antes del partido quien iba a ganar.

Schuster se deja llevar por sus instintos y como haría cualquier niño escupe todo lo que se le amontona en la cabeza, no consigue ordenar sus ideas, no sabe que decir ni cómo explicar la derrota, por lo que la opción que escoge no es la mejor.

El técnico alemán nos premia a todos con la frase del año o puede que del siglo y es que, según él, si un árbitro es catalán no arbitrará bien un partido del Real Madrid, incluso tratará de hacer lo posible para que los blancos pierdan y si es por goleada mejor.

Lo que el inocente Schuster no sabe es que todos los catalanes no son del Barça y lo digo porque supongo que se refería a que el colegiado perjudicó al Real Madrid sabiendo que los culés andaban cerca en la clasificación.

Lo peor de la infancia es que muchas veces la cabezonería impide ver los errores. Afortunadamente con la edad las personas aprendemos a disculparnos, a reconocer nuestros errores y a mantenernos fríos en los momentos más delicados. Seguramente Schuster cuando sea mayor sabrá ahorrarse esas perlas que escupe ahora después de jugar en el recreo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris