Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El cumplimiento de la Ley

Raúl Santiago García López
Redacción
miércoles, 7 de noviembre de 2007, 02:49 h (CET)
Estos días estamos asistiendo a las declaraciones de responsables institucionales, dirigentes políticos, colectivos sociales, periodistas, escritores, tertulianos, sobre el cumplimiento o no de la recién aprobada Ley por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura, comúnmente llamada “Ley de la memoria histórica”.

Pues bien, antes de que la propaganda del PP y ERC principalmente arrecie contra esta Ley, quiero recordar a aquellos que tiene la obligación de gobernarnos, no solo en el Gobierno de España, sino también en las CC.AA. y sobre todo en los ayuntamientos. Esta ley obliga a su cumplimiento como en las demás leyes, Ley de Igualdad, Ley electoral, Ley de conciliación familiar, Ley de educación Básica y la Ley universal de la sanidad.

La forma de cumplimiento, sobre todo en lo referido a la retirada de símbolos y monumentos que ensalzan el golpe de Estado de 1936 o los años de la dictadura franquista, incluyendo a las personas que dirigieron esos horribles hechos y años de falta de libertad y democracia, se tiene que hacer, retirándolos de las vías públicas, calles y plazas, trasladándolos a lugares más apropiados, esto no significa que se tengan que demoler o destrozar, como equivocadamente ya algunos gobernantes explican, para oponerse a la retirada de toda esta simbología ensalzadota de la dictadura franquista.

Creo que las instituciones tienen que garantizar el cumplimiento de las leyes, y los ayuntamientos como Institución más cercana a la ciudadanía, tienen que ser ejemplo de ese cumplimiento, y en este caso con la Ley de la Memoria también, igual que lo son para que se apliquen el resto de leyes o medidas que ayudan a mejorar la vida de la sociedad, también tienen que reflejar lo que las leyes y la Constitución Española dictan y en este caso, se hace normalizando la democratización de las calles, plazas y espacios públicos de sus ciudades, tal y como establecen, ahora sí, nuestras leyes, las de todos, las emanadas de la representación ciudadana, como es el Congreso de los Diputados.

Noticias relacionadas

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill

Todos ellos dicen NO al Especismo

A algunos ciudadanos en China: Perros y Gatos también aman sus vidas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris