Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La vergüenza española de Aznar

Mario López Sellés (Madrid)
Mario López
miércoles, 7 de noviembre de 2007, 02:49 h (CET)
Nuestro facundo héroe de Perejil, Rainer María Aznar, siente vergüenza española por ser el presidente Sarkozy el que resolvió la crisis de Chad y no nuestro presidente Rodríguez Zapatero.

Si hubiera sido al contrario, hubiera sentido vergüenza española por haber sido el presidente Rodríguez Zapatero el que hubiera ejercido de corre ve y dile del presidente Sarkozy. Supongo que lo razonable será pensar que entre los dos presidentes se tomó la decisión más apropiada y que debemos estar felices y contentos por la buena sintonía que reina entre ellos. Pero eso al amigo de Bush le trae al pairo. Él está más bien ocupado en cuestiones epistolares con adolescentes, a la manera de su alter ego, Rainer Maria Rilke. Está por encima del bien y del mal. Puede tratar al presidente del Gobierno como Hermes a Argos, pues él es hijo de un dios y el otro un panoli republicano. Hermes le echó a Argos una ristra de cuentos y más cuentos hasta que le durmió sus cien ojos; de esta manera lo pudo matar y llevarse la vaca que codiciaba Zeus, su padre. Pues en eso, más o menos, debe estar el presidente de la FAES. Porque lo de la vergüenza española no me lo creo. ¿Ese criticar borracho las normas de la DGT, ese hablar tejano en casa de Bush, ese insultar al italiano en Italia, al inglés en Georgetown o al polaco en Polonia, no debería dar vergüenza al que la tiene? A cualquiera menos a él, nuestro altanero héroe de Perejil, émulo de Rilke, hijo de Zeus y señor de Ana Botella.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris