Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El Ayuntamiento de Madrid se va a Cibeles

Mario López Sellés (Madrid)
Mario López
martes, 6 de noviembre de 2007, 03:22 h (CET)
El alcalde Gallardón –que tiene mucha ilustración- está de mudanzas. Se lleva el Ayuntamiento de la plaza de la Villa a la Cibeles. Y hace bien. La casa de la Villa es la última obra que realizó el arquitecto Juan Gómez de Mora, allá por 1640 y no estaba nada mal para aquel entonces, pero hoy en día se nos queda pequeña, demasiado escondida y poco funcional. En cambio, el palacio de Comunicaciones del arquitecto Antonio Palacios, levantado entre los años 1904 y 1918, es mucho más moderno, amplio y funcional. Es, junto al Banco de España (1891), el edificio más emblemático y monumental de la plaza más emblemática de Madrid. Así que no puede haber nada que objetar. La elección es idónea porque lo suyo es que la institución más importante de una ciudad tenga por sede el edificio más importante de la ciudad. Y este es el caso –salvedad hecha del Palacio Real que como es obvio está para otras cosas-.

Ahora, lo que hace falta es ver la vida que se da al nuevo Ayuntamiento. Ya está claro que va a ser el punto de encuentro para una buena cantidad de visitantes foráneos. Lo que falta por ver es qué oficinas albergarán sus dependencias. ¿Habrá lugar para la hemeroteca municipal y para el museo de la ciudad? ¿Albergará espacios de ocio y encuentro para propios y extraños? ¿Despachos de concejales y oposición para que los ciudadanos puedan plantear sus sugerencias o reclamaciones? ¿Tendrá una bolsa de trabajo o una oficina de empleo? ¿Agencia de promoción de viviendas protegidas? ¿Tendrá un puesto de alquiler de bicicletas? ¿Baños públicos, ciber-cafés, salón de actos, biblioteca, auditorio? Creo que si el contenido está a la altura del continente, los madrileños podremos sentirnos enormemente satisfechos. No quiero pensar que don Alberto haya emprendido la mudanza únicamente para poder saludar al Real Madrid cuando vaya a celebrar algún título con la diosa blanca. No debe pasarse por alto que cada monumento que delimita la plaza, el Palacio de Buenavista, el Palacio de Linares, el Palacio de Comunicaciones y el Banco de España, pertenece a un barrio distinto de Madrid y eso es un ejemplo de ecumenismo, mestizaje y buen rollo.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris