Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

El Rey se baja al moro

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
martes, 6 de noviembre de 2007, 02:56 h (CET)
Siempre me he sentido mal con lo políticamente correcto, siempre me he rebelado contra las corrientes mayoritarias, será por eso que siempre me encuentro en la oposición. Será por eso que nunca resisto grandes tiempos en ninguna asociación, club o empresa. Rarito que soy, ustedes me perdonarán.

Me vuelve a pasar los mismo con el empeño republicano. Parece como si para estar “à la page” hubiese que sumarse a esa corriente de republicanismo puesta en boga por Z y su abuelito guerracivileño. Lo de este hombre con su abuelo empeora a la empalagosa Heidi y el suyo. O será que me da pena ver cómo le sacuden leña al rey sin que él salga en su propia defensa, simplemente con el gobierno silbando y mirando para otro lado y el PP llenándose la boca con su nombre.

Qué más da, el caso es que me sumo entusiastamente, nunca lo habría sospechado de mí, al viaje que Don Juan Carlos realiza esta semana que viene a Ceuta y Melilla. Que le den al Rey de Marruecos. O será que con el paso de los años voy perdiendo la desvergüenza y la templanza al escribir. Que le den al Rey de Marruecos.

Y que se piense Z mejor en qué avisperos se mete. Eso de que Marruecos no nos iba a montar un numerito sólo resistió 24 horas en la prensa. Enseguida los hechos vinieron a demostrar que Mohamed VI le había tomado el pelo a Moratinos y que prensa y políticos se iban a lanzar a degüello. A la voz de “español el último” todo el país anda entre las risas por las burlas a Z y su gobierno y los cabreos por la visita real. Que le den al Rey de Marruecos y que aprenda Historia, que Castilla ya era Castilla y España ya era España cuando por el Atlas no había más que tribus y bandoleros enfrentados permanentemente entre sí, ni atisbo de Estado, suponiendo que Marruecos sea ahora mismo un Estado.

La verdad es que mucho más tiene que perder Marruecos si las relaciones empeoran, pero dado lo poco que a ese tipo de gobiernos les importan sus propios súbditos, puede que no se paren en llamar a su embajador en España y nos líen alguna bien gorda. Pues bueno, a ver cómo se las arreglan sus camiones de fruta para llegar a Francia y Alemania.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris