Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

El Silencio de los Corderos

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
lunes, 5 de noviembre de 2007, 00:51 h (CET)
Los españoles hemos sido subditos durante tantos años que ahora, decadas después de instaurarse la democracia entre nosotros, parece que nos viene grande el traje de ciudadanos y que no sabemos utilizarlo. los subditos obedecen y temen al poderoso que ostenta el poder, los ciudadanos somos detentadores de derechos y debemos estar suficientemente capacitados para ejercerlos en todos los ámbitos de la vida. pero a veces las autoridades, aquellos que hemos elegido en las urnas para que gestionen estos derechos, resultan ser unos ineptos y hacerlo mal, y es entonces cuando debemos elevar las correspondientes protestas, pese a quien pese, y cueste lo que cueste.

Sé que es dificil, se que requiere tiempo, lo estoy viviendo en mis carnes cada día, pero también se que al poderoso, al detentador del poder, al político de turno le es mucho más fácil tener subditos que ciudadanos. el silencio siempre es complice y más todavía cuando el silencio implica avalar la mala gestión de quienes están obligados a hacernos la vida un poco más fácil y llevadera. cuando callamos ante una injusticia estamos avalando al injusto, cuando no protestamos para hacer valer y reclamar nuestros derechos estamos abriendo todas las puertas al despotismo y a la malsana prepotencia de un ejercito de ineptos. y, especialmente, cuando hacemos dejación de nuestros derechos estamos comportandonos más que como ciudadanos como tiernos corderos dignos de ser llevados al matadero.

Y es ese, con gran sorpresa, el comportamiento que estoy observando entre los usuarios de los trenes de renfe, operadora ferroviaria cuyos nefastos servicios me veo obligado a utilizar con frecuencia como mis habituales lectores ya conocen. Tanto RENFE como adif tratan a sus clientes con desprecio, me estoy refiriendo a las empresas como tales y no a sus trabajadores, pero somos escasos los usuarios que, en ejercicio de nuestro derecho, reclamamos por escrito un mejor trato y el cumplimiento de lo establecido en el contrato que con las empresas establecemos cuando compramos un billete.

Los usuarios de los trenes de cercanias de barcelona y algunos de mediana y larga distancia que llegan o salen de la capital catalana llevamos dos largas semanas con retrasos, transbordos en autobus y una pésima atencion por parte de adif a la hora de comprar los billetes anticipadamente con colas en la estación de sants de hasta dos horas. y los ciudadanos, devenidos en callados subditos, hablan, protestan soto vocce, increpan a los sufridos trabajadores pero muy pocas veces se acercan hasta el libro de reclamaciones y exponen su quejas por escrito. el miedo al poderoso en unas ocasiones, la desidia en otras y la falta de tiempo en las más hace que las hojas de estos libros permanezcan impolutas y los rectores de renfe y adif sigan tranquilamente calentado sus sillones de dirección sin tener en cuenta el padecimiento diario de los usuarios de los servicios que ofertan. al fin y al cabo los máximos responsables de estas empresas en sus desplazamientos utilizan la clase preferente de los aviones.

Y mientras el miedo a protestar, la desidia, la falta de tiempo y la poca agilidad en las respuestas de la administración sigan siendo el pan nuestro de cada día seguiremos representando, día tras día, ese silencio de los sumisos y pavorosos corderos ante el prepotente lobo de la administración que con corbata de seda, camisa con las iniciales bordadas y un traje hecho a medida seguirá mirándonos por encima del hombro pensando que nos merecemos lo que tenemos: ser dirigidos por unos gestores ineptos a los que nadie moverá de su silla pues nuestro complice silencio les avala.

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris