Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El deber de un buen político

Rita Villena (Málaga)
Redacción
domingo, 4 de noviembre de 2007, 08:07 h (CET)
Este mes el IPC ha subido un 30 por ciento; la leche ha subido un 11 por ciento, el pan más del 8, los huevos el 7 por ciento; la luz se ha puesto por las nubes, el gas ni les cuento, el agua se nos va de las manos. Las hipotecas un 6 por ciento; el calzado, la ropa, y en general todos los artículos de primera necesidad. Según la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas esto no ha hecho más que empezar porque, según ellos, los precios seguirán subiendo hasta provocar un tsunami en la economía de las familias, mientras los sueldos que, según UGT, subieron una media del 2,8 por ciento a primeros de año no nos los han vuelto a subir.

La delincuencia se ha multiplicado, las muertes por violencia de género son imparables, las agresiones racistas están al orden del día, la violencia en las escuelas se ha desatado y elementos que intentan acuchillar a su profesor como ocurrió en Cáceres vuelven dos días más tarde a clase como si nada hubiera pasado, arropado por leyes absurdas rayando lo estúpido mientras el profesor además de víctima tiene que ver como el agresor se le ríe en las narices. Ya ni en nuestras casas podemos estar tranquilos porque mientras unos discuten si nos expropian el piso para alquilarlo, las bandas de delincuentes y asesinos se nos cuelan en los domicilios cuando estamos dentro con nuestros hijos y apalean, violan y asesinan impunemente.

España es el país de la UE de los 15 que menos invierte en pensiones pese a tener más pensionistas que la mayoría.

Y, mientras tanto nuestros políticos, inventando leyes innecesarias, haciendo promesas electoralistas –que al final no las cumplen-, callejones sin salida y, mintiendo más que hablan.

Los políticos tienen el deber de solucionar los problemas sociales, la construcción de una sociedad justa y a la medida de la dignidad humana.

Un buen político es el que persigue la utilidad social, el bienestar, la justicia y la igualdad que todos los ciudadanos necesitan.

Tomen nota señores del gobierno, antes de que se provoque el tsunami.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris