Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Con el telar a cuestas  

Marisol Ríos, la más fiel difunta

Ángel Sáez
Ángel Sáez
sábado, 3 de noviembre de 2007, 00:30 h (CET)
“Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo”. José Ortega y Gasset


Dilecta Marisol Ríos:

Hoy, viernes, 2 de noviembre de 2007, día de los Fieles Difuntos, quiero que sepas (si es que no lo sabe ya, cosa que me extrañaría sobremanera) que tu recuerdo me acompañará todos los días de mi vida y que una parte importante, distintiva y relevante del último de los latidos que dé mi corazón impulsará sangre que circulará por mis vasos arteriales y venosos con la clara y exclusiva vocación de honrarte. Es lo justo y lo lógico: que la remembranza de la persona más amada por el menda le acompañe hasta su postrera boqueada o estertor.

Te pido mil perdones y otras tantas disculpas por todas las veces que no estuve ni a la altura, ni a la anchura, ni a la profundidad de las circunstancias que rodearon los cruciales momentos que compartí en la distancia contigo o viví a tu vera, y que tú manejaste como nadie, sin mostrar nunca una pizca de cobardía, ni un ápice de cualesquiera otras muestras de debilidad humana.

Te doy infinitas (mejor, eviternas) gracias por haber logrado persuadirme de cuán acertado y conveniente es vengarnos de las calumnias, injurias, insultos y ultrajes de los demás como lo hacen los verdaderos cristianos, devolviendo bien a quienes nos infligieron tanto daño o hicieron tanto mal.

Procuraré, ya que tú fuiste un inconcuso dechado de excelsa mujer, no ser en ningún momento diáfano modelo de paupérrimo hombre y seguir, como hiciste tú, a Ortega y Gasset, intentando salvar de la quema al mayor número de almas posible.

Y, como colofón, ahí van unos versos:

Para ti va esta cuarteta,
Mi dilecta Marisol:
Descansar junto a tu teta,
Raudo paracetamol.


(Coda: aunque así lo parezca, a primera o simple vista, desmiento rotunda y tajantemente la maldad, que algunos me achacan, de que en el último verso de la estrofa precedente coloqué a sabiendas publicidad subliminal a favor de “Zeta”.)

Noticias relacionadas

Reflexiones sobre Pascuas

Universidad en la diversidad

Donde hablamos de chaqueteros, incremento del paro catalán y otros

“Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los políticos por hacer imposible lo posible”. (Bertrand Russell)

TV1 y R.M Mateo, al servicio incondicional de P.Sánchez

“El pueblo solo es soberano el día de las elecciones” Castelao

¡Ay Carmena!

En la locura de esta campaña electoral os miro a los “poderes emergentes” de aquella primavera ciudadana. No quiero emular a Quevedo, pero la actualidad dice que la temida locura ha entrado en vuestros reinos

​Alan y Allende

García se convirtió en el segundo presidente socialdemócrata en la historia americana en tirarse un tiro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris