Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Arguiñano tiene gracia

Marino Iglesias Pidal
Redacción
viernes, 2 de noviembre de 2007, 04:09 h (CET)
Hago esta mención con cierto reparo, con cierto temor a crearle algún malquerer al cocinero, porque los proclives a la inquina cromática ni dos colores necesitan para vomitar la volcánica bilis que los mantiene en constante ahogo. Basta que vean un tomate para que, en un acto reflejo, se incremente su bilirrubina y el amarillo de esta con el rojo de la solanácea provoque la instantánea erupción biliosa. Con gusto asumirían un daltonismo que les privara de ver estos colores del averno, símbolo de los más ignominiosos sentimientos inculcados al hombre por el eructo repugnante del mismísimo Lucifer, cuya última reencarnación reconocida por ellos, Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo Franco Bahamonde, ejerció su poder con la Rojigualda como símbolo.Y, por tanto, todo lo que tenga alguna relación – inventada también vale – con tan aberrante figura, ya sea un color - como dejo dicho -, cinco letras en una palabra de seis, etc., despierta su furibundia. De ahí, volviendo al principio, mi temor por Arguiñano.

Porque, de nuevo cogido el hilo, no es que yo tenga o haya tenido ningún interés por la restauración, pero mi mujer sí y es forofa del vasco. Así que, sin querer, pero sin ninguna alternativa de mayor atractivo, alguna vez he seguido sus contares en la cocina. Le oí decir en cierta ocasión, que había entre sus paisanos quienes le recriminaban el mencionar la palabra España, a lo que les contestaba – no recuerdo exactamente sus palabras, más o menos - que si estaba haciendo un programa en España para España cómo no iba a mencionarla.

Aquel día se me pasó de indiferente a gracioso – sin ningún sentido peyorativo - el Arguiñano, y hoy, la visión de la mala sangre, uña de la carne que es la sinrazón, vertida en letras que pretenden denigrar y únicamente denigran a su autor, me ha traído el recuerdo del simpático cocinero y la pregunta: ¿Por qué si estamos en España la simple mención de su Bandera desata todo tipo de insultos y vilipendios? Por si – increíblemente – alguno no tiene clara la respuesta –motivos sentimentales aparte -, a lo mejor, le resulta clarificadora la búsqueda de respuesta a esta otra pregunta: ¿Por qué en Irán no salen –como lo hacen aquí los antisímbolos, por no decir antiespañoles - los maricones a la calle a rebatir, vociferantes y candela en mano, la afirmación de su presidente cuando éste niega su existencia?

¡Qué disparate de propuesta! ¡En España “gozamos” de un régimen plenamente democrático! ¡De plenas libertades! ¡Y muy avanzadas! ¡Por favor! Aquí se respetan y se igualan en derechos todas las tendencias sexuales, el “amor” prima sobre cualquier otra cosa, por eso se casa quien quiera con quiera. Solamente un loco puede pensar, por ejemplo, que el matrimonio ha de ser privativo para personas de diferente sexo. Es más, considerando que el único requisito para formalizar la unión entre dos seres es que se profesen el más excelso de los sentimientos, si aún no se han matrimoniado el montaraz pastor con su oveja favorita, o el solitario aldeano con su burra del alma, es simplemente porque no lo han solicitado.

Y , please, no critiquemos a los comedidos independentistas, cuyo mayor pecado no pasa de ser una simple “desafección” hacia España. Sentimiento por demás justificado por la abominable opresión a que siempre les ha tenido sometidos y quiere seguir teniéndoles el canallesco fascio español.

A los que, precisamente, sí hay que condenar ¡y bien condenados! es a toda esa ralea de fascistas, franquistas, continuistas de regímenes dictatoriales, que exhiben o mencionan sin pudor ni vergüenza la Bandera de España, de la que pretenden adueñarse para usarla con fines políticos. Y si la “justicia” no lo hace, para eso están aquí los “librepensadores” de la “izquierda progresista” y el “comedido” “ respetuoso” ¡y talantoso! socialismo gobernante. No debería haber de todo.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris