Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Estamos en el final de la democracia?

Mario López Sellés (Madrid)
Mario López
jueves, 1 de noviembre de 2007, 08:10 h (CET)
Ángel Acebes y compañía han estado durante cuatro años alimentando la teoría de la conspiración para deslegitimar al Gobierno, llegando incluso a insinuar la participación de la izquierda en el atentado más brutal jamás ejecutado en España. En cada una de las manifestaciones que la CVT o el PP han convocado en Madrid se ha exigido reiteradamente la dimisión del presidente Rodríguez Zapatero, coreando machaconamente el ripio “Zapatero, presidente por accidente”. En las tertulias de Jiménez Losantos, Carlos Dávila y Sánchez-Dragó, cada uno de estos días que han sumado hasta cuatro años de nuestra vida han insistido en la teoría de la conspiración, llegando a convencer a un gran número de ciudadanos de que detrás de los atentados del 11-M no sólo estaba ETA sino también el Gobierno de la Nación –aún hoy mismo se insiste por parte de estos medios en que el PSOE negociaba con ETA a espaldas del Gobierno Aznar-. La CVT se autoproclamó durante todos estos años adalid único de la lucha antiterrorista y las libertades –aprovechando precisamente la teoría de la conspiración-, despreciando sistemáticamente a las víctimas del 11-M. La propia presidenta de la Comunidad de Madrid ha negado toda ayuda a la Asociación de Víctimas del 11-M liderada por Pilar Manjón –cuyo hijo de veinte años fue brutalmente asesinado por los terroristas islamistas-. El colmo de la infamia lo consumó el PP convocando una manifestación antigubernamental el 10-M, un día antes del aniversario de la matanza.

Así las cosas, finalizado el juicio del 11-M al que la CVT y afines intentó contaminar con la teoría de la conspiración desde el primero hasta el último día, y presumiendo la naturaleza de las sentencias, Ángel Acebes y compañía manifiestan públicamente no haber defendido nunca la teoría de la conspiración y acusan al Gobierno de utilizar el terrorismo con fines partidistas.

Bien, si la Justicia no toma cartas en el asunto, si nadie va a poner un pero a las calumnias, injurias y demás delitos cometidos sistemáticamente contra la ciudadanía española por parte de la cúpula del PP, la CVT y los medios afines, yo, personalmente, doy por finalizado el periodo constitucional iniciado en 1978 y liquidada a todos los efectos la democracia. Si la ultraderecha maledicente, cainita y desestabilizadora puede burlar el Estado de Derecho, entenderé que vivimos en un país de jauja y que aquí todo vale y marica el último.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris