Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

Y se fue

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
jueves, 1 de noviembre de 2007, 07:40 h (CET)
Me ha sorprendido y mucho la diferencia de criterio entre los distintos medios de comunicación de la capital de España, con respecto a los de Valencia en la destitución de Quique Sánchez Flores.

Es sorprendente la aparente falta de información que llega al centro del país procedente del Mar Mediterráneo. Porque desde hace muchos meses en Valencia se estaba pidiendo a gritos la destitución del entrenador del conjunto ché y por muy distintos motivos y en Madrid, según parece, no se habían dado ni cuenta.

Tras casi dos temporadas y media entrenando al Valencia, Quique Flores se había ganado la antipatía de muchos sectores tanto de la afición como de la prensa. Sus incomprensibles tácticas y alineaciones, pero sobre todo el mal juego y la gran falta de empuje de sus jugadores, precipitaron la llegada del público contrario a la continuidad del técnico madrileño.

Se escuchan voces que hablan de un despido sin sentido, situado el equipo cuarto en la Liga y tan sólo a cuatro puntos del líder. Pero el Valencia ha perdido muchos de sus puntos fuertes en anteriores temporadas. La solidez defensiva ha pasado a ser una cifra más de la historia del club gracias a la debilidad que estaba demostrando el equipo esta temporada, el mal juego que ha predominado en las tres temporadas que Quique Flores dirigió al Valencia, no se había visto ni en los peores partidos de Cúper.

Todo esto, unido al cambio generacional que se está produciendo en el equipo, los problemas internos, véase Carboni o la incapacidad de Bautista Soler para imponer un estilo, han creado una bola de nieve que finalizó el pasado domingo con la destitución de Quique Sánchez Flores.

En la capital de España, esta noticia llegó como un bombazo, como una idea loca de un máximo accionista. Sin embargo, la destitución de Quique llevaba mucho tiempo planeando sobre Mestalla. La fecha idónea habría sido Junio. En esa fecha Soler decidió mantener a Quique, pero desechó a Carboni, quien tenía fichados a Sunny, Hildebrand y Mata, y mantenía contactos muy avanzados para los fichajes de Schuster, Sneijder y Trezeguet.

En cambio en el coliseo valencianista esta temporada se ve correr las bandas a Arizmendi, saltar sin llegar a los balones a Zigic y a Manuel Fernandes entrenando para recuperarse de su lesión. La derrota contra el Rosenborg precipitó los acontecimientos y en ese momento ya se contactó con algunos entrenadores, todos ellos reacios a coger las riendas de un equipo a mitad de temporada.

Es cierto que la manera y el momento de la destitución no correspondían. Soler debería haber aguantado hasta el final de temporada, ya que fue él quien confió en Quique Flores en junio. Las últimas temporadas, el Valencia ha disfrutado de muy buenos jugadores y de la mejor plantilla de su historia, pero no ha servido para que su ex técnico hiciese un equipo campeón.

Muchos supieron mantener la cautela y tener paciencia con Quique. Decidieron dejar trabajar al entrenador y esperar que en algún momento el equipo despegase, pero nada cambiaba y la situación ya era insostenible. Cuando se cambian de estrategias, de jugadores y nada cambia, el problema no debe estar en los jugadores sino en quien los dirige, porque de un modo u otro no les está inculcando los valores que se necesitan para ganar con el Valencia.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris