Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

La agonía del gabinete no se hará esperar

Alexandr Vasíliev
Redacción
jueves, 1 de noviembre de 2007, 07:43 h (CET)
Cuando el pasado viernes los jefes de los 26 países integrantes de la Unión Europea se disponían a celebrar con champaña los acuerdos sobre la euroconstitución, fruto de largos debates, los dirigentes de la delegación letona estaban ausentes. La tarde de la víspera el primer ministro de Letonia, Aigars Kalvitis (Partido Popular), regresó a la tierra patria procedente del lejano Portugal. El motivo de su prematuro regreso era sumamente ponderable. En horas de la mañana del jueves, miles de personas organizaron un piquete frente a la sede del parlamento en Riga. Tales actos multitudinarios no se observaban desde cuando la población rusohablante protestaba hace tres ó cuatro años contra la reforma escolar. Esto ha hecho recordar a los letones los años 90 del siglo pasado. Además, en su mayoría los piquetistas no eran “jubilados siempre descontentos”, sino personas en edad activa, jóvenes e intelectuales renombrados de Letonia. Los afiches, muy desagradables para el premier letón, patentizaban hasta qué punto estaban decididos los manifestantes. Abundaban llamamientos categóricos: “¡Abajo la mentira!”, “¡Abajo el robo!”, “¡Dimisión del parlamento!” y así sucesivamente. Inspiradores de los piquetistas han sido dos importantísimos partidos de oposición: “Nueva Era” y “Centro de Concordia”. Ya en horas de la tarde del mismo día a la cancillería del presidente, Valdis Zatlers, fue presentada la petición conjunta solicitando dimisión del parlamento letón. Sin embargo, para el premier Aigars Kalvitis los actuales sucesos no han sido sorpresa alguna, ya que los problemas de su gabinete de ministros se venían acumulando poco a poco. Ya la primavera pasada la población acogió con descontento la inflación in crescendo, cuya tasa hacia primeros de octubre sobrepasó el 11%, sin precedentes en Letonia los últimos 10-12 años. Es sintomático que el índice análogo registrado en Estonia y Lituania, sus vecinos próximos, se mantiene a nivel del 7-8% . El programa antiinflación aprobado hace varios meses no surtió efecto palpable. Y en opinión de los propios miembros del Gobierno, la inflación seguirá creciendo, al menos, durante el primer semestre del año que viene. Sobre este telón de fondo, el Gobierno de Kalvitis decidió adoptar una medida impopular en extremo: la de efectuar la “congelación” del salario. A diferencia de los años pretéritos, el anteproyecto de presupuesto presentado estos días por el gabinete de ministros establece, por primera vez, el superávit a nivel del uno por ciento, lo que se debe ante todo a los considerables recortes hechos en los pluses sobre los sueldos antes prometidos a los funcionarios públicos, lo que suscitó brusco descontento de los policías, trabajadores de la salud pública y maestros letones. Y en el seno de la sociedad letona arraigan las sospechas de que el gabinete de Aigars Kalvitis busca endosar el fardo inflacionista a los contribuyentes sencillos.

La última gota que ha colmado el cáliz de la paciencia fue la decisión del premier de destituir a Alexei Loskutov, dirigente del Buró encargado de prevenir y reducir la corrupción (KNAB). Su dimisión fue motivada por los resultados de la revisión de los gastos relacionados con la actividad operativa del KNAB, realizada por el Comité de Control, aunque, al decir del principal controlador del país, Inguna Sudraba, las violaciones detectadas en la contabilidad no eran graves. La comisión creada bajo mando del fiscal general, Janis Maizitis, examinó los resultados de la labor de los controladores y también restó apoyó al jefe del gabinete. Más tarde el fiscal general declaró que la decisión de destituir a Alexei Loskutov fuera adoptada al margen de las normas previstas por la legislación vigente.

Algunos analistas atribuyen las acciones tan drásticas del premier a los planes del Buró de publicar datos sobre las graves violaciones y gastos excesivos relacionados con la campaña electoral efectuada por los partidos de la coalición gobernante. Ellos calificaron las acciones de Kalvitis de golpe preventivo sui generis.

En defensa del dirigente caído en desgracia intervinieron medios influyentes, tal como la embajadora de EEUU en Letonia, Catherine Todd Baiey. En su intervención presentada de antemano con gran lujo de publicidad en la Universidad Letona la diplomática se manifestó, naturalmente como “gran amiga de Letonia”, sobre el peligroso desarrollo de la corrupción en Letonia, pero, procede señalar, que el apoyo norteamericano poco ayudó a Loskutov.
Conviene señalar que los pasos inadecuados del premier provocaron confusión y hasta divergencias en el seno de la coalición gobernante. Los nacional-radicales fueron los primeros en ofrecer una sorpresa desagradable al jefe del gabinete. Cuando, tras un mes de reflexiones, Kalvitis propuso el cargo vacante de ministro de Economía a su candidato Einar Ciliniskis, éste se negó a desempeñarlo alegando que en ese caso su partido “podría ser sospechado de corrupción política”. Tal “sumisa rebelión” demostró al premier que en el momento más decisivo su Gobierno no podrá simplemente reunir mayoría de votos en el parlamento.

El presidente Valdis Zatlers, allegado a su Partido Popular, tampoco “ha satisfecho” al jefe del Gobierno. A raíz de su encuentro con el premier, el mandatario puso en duda los motivos de la destitución del jefe del departamento anticorrupción y expresó la esperanza de que el parlamento adoptara resolución firme a este respecto. En este contexto, Ivar Godmanis, ministro del Interior, cree que la votación de la candidatura de Alexei Loskutov podrá devenir voto de confianza al Gobierno de Aigars Kalvitis. Se registra la escalada de divergencias en el seno del Partido Popular. La presidenta de su Directiva, Cristiana Libane-Shkele, dijo a periodistas que “la aprobación de un presupuesto estatal equilibrado es más importante que el futuro político de Kalvitis”.

Procede señalar que si los miembros del Partido Popular están dispuestos a sacrificar su premier, en modo alguno se negarán a presidir la coalición gobernante. Y eso a pesar del desarrollo del proceso de desintegración: del Partido Popular fue expulsado el ministro de Desarrollo Regional y para Asuntos de Autonomías, Aigars Stokenberg, quien declaró que si entonces hubiera estado en Letonia, habría votado en contra de la destitución del jefe del KNAB Al mismo tiempo, el ministro de Exteriores, Artis Pabriks, presentó dimisión que fue denegada por el premier.

Todavía es prematuro hablar de la dimisión de todo el parlamento letón. Pese a que los partidos de oposición “Nueva Era” y “Centro de Concordia” ocupan 35 escaños de los 100, su influencia política podrá resultar insuficiente para que el recién elegido presidente, Valdis Zatlers, recurra al procedimiento de dimisión del parlamento poniendo en tela de juicio su propia carrera política. Sin embargo, los acontecimientos en la vida política letona se desarrollan con un dinamismo sin precedentes...

En lo que respecta al Gobierno de Kalvitis, la opinión de analistas coincide: éste se acerca rápidamente a su ocaso. Es plenamente posible que motivo de dimisión del gabinete pueda ser la votación del anteproyecto de presupuesto que el próximo miércoles será objeto de urgente examen en el parlamento. Recordaremos que tan solo hace tres años del mismo modo los propios “populistas” destituyeron al Gobierno presidido por su partenaire de coalición: el “campesino verde” Indulis Emsis.

Si incluso el gabinete de Aigars Kalvitis logra superar los “primeros escollos” en la aprobación urgente del presupuesto, el jueves en el parlamento se efectuará la votación secreta de la candidatura del jefe del KNAB, y también aquí el premier tiene escasas probabilidades de desenlace favorable. Y muy especialmente, si de nuevo, frente a la sede del parlamento letón se reúnan miles de piquetistas. Kalvitis podrá renunciar a sus propósitos y revocar su decisión de destituir al principal luchador contra la corrupción. Pero este asunto se agravó hasta tal punto que no podrá alargar la agonía del gabinete.

La suerte política del propio premier y, en pos de éste, el protagonismo del Partido Popular resultarán muy discutibles. Resultará difícil elaborar una configuración óptima de la futura coalición, porque sin apelar a la oposición, se vería difícil formar un Gobierno que goce de considerable confianza del electorado letón. Al mismo tiempo, la triste experiencia de labor conjunta con los opositores de la “Nueva Era” en la coalición, da pocas probabilidades de cooperación duradera a los derechistas letones. En lo que respecta al “Centro de Concordia”, hasta ahora para muchos actuales dirigentes letones es indeseable en extremo el hecho de que en el futuro gabinete participen los políticos procedentes del bloque apoyado en lo fundamental por la población rusohablante de Letonia.

Aunque buscar otra elección les va a resultar difícil.

____________________

Alexandr Vasíliev, miembro del Consejo de Expertos de RIA Novosti.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris