Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La secesión de España

Mario López Sellés
Redacción
miércoles, 31 de octubre de 2007, 01:16 h (CET)
Es evidente que la política española está varada en el puerto de los nacionalismos. La lucha por la defensa de la identidad nacional periférica y central se ha apoderado al menos de nuestra clase política. El referéndum de Ibarretxe prohibido por el Gobierno central y el Estatut catalán -al pairo de los vientos que se respiran en un TC cada día más surrealista- están en el epicentro del supuesto terremoto secesionista que, a mi modo de ver, no es tan grave como lo pintan.

Lo que sin embargo a nadie parece inquietarle es la secesión que de hecho se está produciendo en la Comunidad de Madrid liderada por Esperanza Aguirre. La muy liberal, católica y monárquica presidenta, ha decidido desacatar sistemáticamente todas las leyes que son de obligado cumplimiento para el conjunto del Estado: la ley de Dependencia, la ley de Educación, las leyes para la gestión de la Formación Profesional para la integración laboral de los desempleados, toda la legislación que rige el control ecológico de nuestro territorio, se decide en el despacho de Esperanza Aguirre –contraviniendo el mandato constitucional que otorga al Gobierno de la Nación la autoridad para ejecutar estas leyes-. Los madrileños somos los únicos españoles que no tenemos derecho a percibir las ayudas gubernamentales en casos de dependencia, no podemos controlar la correcta gestión de nuestros recursos naturales y, por si fuera poco, tenemos una televisión cuya única finalidad es la de servir como órgano de expresión de la ultraderecha madrileña. Por otra parte, en torno a Esperanza Aguirre se está creando una nueva aristocracia del ladrillo que en poco tiempo acabará por hacer de nuestra Comunidad una nueva República de Salo ¿No sobran motivos para que el Gobierno de la Nación suspenda la autonomía de la Comunidad de Madrid y disuelva su Gobierno y su Asamblea? ¿Están acaso más cerca de la secesión Euzkadi o Catalunya que la Comunidad de Madrid? No y mil veces no.

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris