Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La secesión de España

Mario López Sellés
Redacción
miércoles, 31 de octubre de 2007, 01:16 h (CET)
Es evidente que la política española está varada en el puerto de los nacionalismos. La lucha por la defensa de la identidad nacional periférica y central se ha apoderado al menos de nuestra clase política. El referéndum de Ibarretxe prohibido por el Gobierno central y el Estatut catalán -al pairo de los vientos que se respiran en un TC cada día más surrealista- están en el epicentro del supuesto terremoto secesionista que, a mi modo de ver, no es tan grave como lo pintan.

Lo que sin embargo a nadie parece inquietarle es la secesión que de hecho se está produciendo en la Comunidad de Madrid liderada por Esperanza Aguirre. La muy liberal, católica y monárquica presidenta, ha decidido desacatar sistemáticamente todas las leyes que son de obligado cumplimiento para el conjunto del Estado: la ley de Dependencia, la ley de Educación, las leyes para la gestión de la Formación Profesional para la integración laboral de los desempleados, toda la legislación que rige el control ecológico de nuestro territorio, se decide en el despacho de Esperanza Aguirre –contraviniendo el mandato constitucional que otorga al Gobierno de la Nación la autoridad para ejecutar estas leyes-. Los madrileños somos los únicos españoles que no tenemos derecho a percibir las ayudas gubernamentales en casos de dependencia, no podemos controlar la correcta gestión de nuestros recursos naturales y, por si fuera poco, tenemos una televisión cuya única finalidad es la de servir como órgano de expresión de la ultraderecha madrileña. Por otra parte, en torno a Esperanza Aguirre se está creando una nueva aristocracia del ladrillo que en poco tiempo acabará por hacer de nuestra Comunidad una nueva República de Salo ¿No sobran motivos para que el Gobierno de la Nación suspenda la autonomía de la Comunidad de Madrid y disuelva su Gobierno y su Asamblea? ¿Están acaso más cerca de la secesión Euzkadi o Catalunya que la Comunidad de Madrid? No y mil veces no.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris