Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Golpe judicial en España

José Luis Palomera
Redacción
miércoles, 31 de octubre de 2007, 01:16 h (CET)
Se veía venir, si leen algunos artículos míos verán que lo vengo diciendo años atrás. Se veía venir, estos caprichosos políticos magistrados y otro legalistas son idénticos “perros con distintas casetas”. Unas veces se arrogan, otras se adoran y otras se desprecian, pero son de la misma raza.

Cómo se puede consentir que los magistrados que tienen en su poder juzgar vidas, haciendas, razones, y derechos, sean conservadores, progresistas, reformistas, liberales, rajoístas o zapatistas... Cómo es posible que se sepa y además no se oculte y lo que es peor, no se les meta en prisión, a todos políticos incluidos

Estos grupos de indeseables personajes, al menos para mí, los cuales dirigen políticas, leyes, vidas, y hacienda, son además unos incompetentes partidistas. No hay duda alguna, actualmente estamos al borde de sufrir la mayor de las dictaduras, la cual no es otra que los llamados tres poderes recaigan sobre los mismos “perros” disimulados con distintas casetas.

Lo lógico seria que el pueblo en su conjunto solicitara la dimisión de todo este entramado, convocar nuevas elecciones y castigar duramente a los que nos vienen gobernando hace décadas. Los votos para las nuevas plataformas de ciudadanos y para otros defensores de energía limpia, leyes idénticas y magistrados y otros poderes controlados por el pueblo y no como ahora que una vez recibido el voto, nos multan, nos castigan, nos invaden, nos prohíben, y nos ajustician dependiendo de sí su señoría, el de la toga negra, es gay, conservador, machote, o progresista... Patético, patético.

No me puedo explicar como el pueblo español aún sigue tragando benévolamente las esclerósicas bufonadas de personajes que ostentan el poder de todo un país por el mero hecho de presentarse por unos u otros partidos políticos, los cuales se inventan entre corruptos intereses de poder, principal objetivo de sus médulas constitutivas.

Seamos serios por una vez en este país, un magistrado únicamente ha de ser o mejor dicho debería de ser, que no lo es, notario de ley y no notario de sus notariales ideales.

Esto es patético, absurdo, sangrante, impresentable,
lo vengo diciendo años y nadie se entera porque a nadie beneficia mi demanda ya que detrás de las políticas están los ciudadanos y detrás del político conseguir el mayor poder para hacer y deshacer a su antojo y conveniencia.
Por eso jamás nadie hará caso de lo que digo, nadie será capaz de entender que aplicar ley sólo es permitido cuando se hace en conjunto y se aplica idéntica a idéntica causa. Estos magistrados nuestros hacen ley y otros intereses de patrias dependiendo de sus ideales.
En consecuencia vemos como de un mismo caso o asunto idéntico podemos sacar varias tesituras sentencias de presidio o libertad, demencial...

Pero es que además la clase política, casi todos pertenecientes a la rama de justicia, magistrados y otros licenciados, ostentan capacidad de decidir qué magistrados han componer un determinado tribunal en virtud de poderle controlar a su capricho y política... Los políticos, los magistrados, los fiscales y legisladores pertenecen a “la misma camada” con la única objeción de que unos trabajan en el congreso, otros en el senado y otros en los tribunales.

Patético, demencial, insólito de toda lógica, magistrados partidistas que ostentan en poder legislativo y judicial, monstruoso...

Esta es la realidad de una justicia hecha por un centenar de magistrados, conservadores, liberales, y otras ideas laicas políticas aplicadas a 46 de millones de españoles dependiendo de si son o no son, si dejan o no dejan, si huelen o no huelen, si interesan o no interesa, si les parece bien o mal, etc..

Para que nadie crea que lo que digo es obra de mi invención, he sacado unos párrafos -abajo- de periodistas y otros personajes políticos, los cuales hablan sin ningún pudor de magistrados a favor o en contra, es decir, magistrado y magistrados que dependiendo de sus ideales pueden entender que la burra es mulo, asno o caballo... Lógicamente la burra será burra siempre, pero estos de toga negra, visto está, sentencian dependiendo de sus afiliaciones, simpatías y otros valores trasmitidos entre las camadas de sus facultades de derecho donde las teorías enseñadas a jóvenes, normalmente pudientes, oscurecen hoy la cruel realidad de sangre, sudor y lágrimas derramadas por el pueblo.

Lástima, pena y perplejidad me ahogan... Allá ustedes ciudadanos, pero recuerden que siempre se acaba padeciendo el ilícito látigo de la justicia forjada entre la dejadez de quienes emana.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris