Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El cuento de navidad del Zoo de valencia

Elba Ribera
Redacción
miércoles, 31 de octubre de 2007, 01:16 h (CET)
Seguro que todos recordamos el cuento de navidad de Charles Dickens, lo que no todos saben es que su protagonista, el señor Ebenezer Scrooge vive entre nosotros. Cómo era aquella palabra que repetía hasta la saciedad?... ah, si.. Paparruchas!

Nuestro Señor Scrooge tiene 85 años y hoy en día sigue ostentando el cargo de director del Jardín zoológico, bueno, del antiguo zoo de Valencia. Después de una larga viva llena de avaricia y egoísmo, sin importarle en absoluto nada excepto él, nos encontramos que el Zoo cierra sus puertas el 31 de Julio de 2007 para dar paso al nuevo Bioparc que llevará su nombre.

En la última semana he sabido que ha jugado una de sus cartas, quiere dejar sin trabajo a 14 trabajadores!.. La plantilla del antiguo zoo está siendo sometida irregularmente a una sucesión de empresa, y digo irregular porque todos los indicios nos dicen a gritos que estamos frente a una cesión de mano de obra. Algunos de los trabajadores optaron libremente por integrarse en la empresa privada que explotará el nuevo zoo. Sin embargo, el pasado Abril en teniente alcalde de Valencia, Alfonso Grau Alonso, y su interlocutor, Vicente Martínez Marcos, dieron la opción a los trabajadores de quedarse en el Patronato Valenciano de Zoología Ignacio Docavo y ser reubicados tras el cierre del zoo.

6 meses después de esta promesa, Grau sigue manteniéndola, pero el señor Scrooge, perdón, el señor Docavo ha decidido dar un ultimátum a sus trabajadores pasando por encima de la promesa del ayuntamiento! O se van al nuevo zoo o a la calle, sin indemnización y sin paro!

Paparruchas! Paparruchas! Y paparruchas!... 85 años pesan en cuerpo y mente. Y si los fantasmas del pasado, presente y futuro del señor Docavo no lo visitan una de estas noches, el día 31 de octubre de 2007, 14 familias se pueden ver seriamente afectadas por otra actuación egoísta.

Y queremos que el nuevo Bioparc lleve su nombre?... Paparruchas!

Noticias relacionadas

La Orden del Mérito Civil, recompensa para los embajadores

Se concede por la relevancia de los servicios civiles prestados al Estado español

Santa Bárbara

Todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena

Desconfianzas y absurdos

La pobreza extrema crece en muchas partes del mundo

¿Juzgamos la rebelión catalana o la unidad de España?

“Seremos tan fuertes como unidos estemos y tan débiles como lo divididos que estemos” J.K. Rowling

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris