Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La patada mediática

Mario López Sellés
Redacción
sábado, 27 de octubre de 2007, 22:08 h (CET)
La agresión sufrida por la niña ecuatoriana en los ferrocarriles de la Generalitat es una prueba incontestable de la razón que asiste a aquellos que afirman que el delincuente es un producto de una sociedad enferma y que el delito es, por tanto, responsabilidad de toda la sociedad. El joven agresor reprodujo en un acto cobarde de violencia el pensamiento de una gran parte de la población que acusa falazmente a los inmigrantes de ser los causantes de todos sus males. No hay más que escuchar las tertulias de la COPE en las que por sistema se defiende esta tesis, ridiculizando o demonizando las políticas de acogida y alianza de civilizaciones impulsadas por el Gobierno de la Nación.

De la mano de esta “cultura” de negación del otro camina la defensa del lucro amoral. La patada que el joven propinó a la niña ecuatoriana se ha convertido en un icono mediático de finales del 2007 –con toda seguridad será traída a colación en todos y cada uno de los repasos de la actualidad que se hagan de aquí al 31 de diciembre-. El agresor ya ha manifestado sin el menor pudor que el que quiera oírle tendrá que pagar. Y es más que evidente que hay infinidad de programas de televisión que están dispuestos a soltar lo que se les pida. El rostro del agresor se está convirtiendo en uno de los más populares dentro y fuera del país. Es de suponer que, en cuanto resuelva sus asuntos con la justicia, el famoso macarra se paseará por todo tipo de escenarios, posará para revistas y –quién sabe- quizá acabe protagonizando una película. Es decir, el cobarde matón acabará acumulando fama y dinero, mientras que de la niña víctima de su brutalidad nunca nada más sabremos.

Esta es la sociedad que tenemos: insolidaria, cobarde, egoísta y amante del espectáculo –por denigrante que éste sea-. En el futuro ya no se valorará ni la cualificación profesional, ni el nivel de renta, ni el nivel de bienestar. Tan sólo tendrá importancia el share de cada cual, su capacidad mediática. Esta claro que hoy se ha puesto en valor la patada mediática, por delante de la vida de una niña.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris