Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Herejes a la hoguera

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
sábado, 27 de octubre de 2007, 04:25 h (CET)
Pues no se ha liado buena (algunos pretendían tapar, montando bulla, los efectos del socialismo en Cataluña) cuando Mariano Rajoy tuvo a bien decir que eso del cambio climático no debería ser el principal problema mundial y afirmar de forma clara, saltándose todas las normas de lo políticamente correcto, que si los meteorólogos y científicos no son capaces de predecir el tiempo que hará la semana que viene… ¿cómo pueden pretender Al Gore y su cuadrilla predecir el tiempo que hará dentro de trescientos años? Pues tiene más razón que un santo, puesto que los modelos de circulación general o climáticos son meras hipótesis, en muchos casos parciales e incompletas. Ahí tienen el ridículo estrepitoso protagonizado por Mann y su “palo de hockey”, verdad universal e incuestionable para la izquierda disfrazada de verde durante largo tiempo hasta que se demostró que era un engañabobos.

Viene todo esto a cuenta de la visita que Al Gore ha hecho a España para recibir el Príncipe de Asturias. El premio al mayor y más lucrativo tongo de la última década. Tongo como antes lo fueron las falsas consecuencias nocivas del empleo de DDT pregonadas histéricamente por las izquierdas –y aquellos que entonces sostenían que no había evidencias científicas y que todo era un camelo eran quemados, entre danzas rituales progres, en la hoguera de la corrección política- o predicciones como la de Betty Friedan que, en 1958, alertaba de que “los científicos predicen que [la glaciación con la que se asustaba por entonces a los incautos con objeto de controlar el libre mercado] provocará nevadas como las que el mundo no ha visto desde la última Edad de Hielo, hace miles de años”. Predicción ésta sostenida a día de hoy por la academia rusa. Por no hablar del eternamente presente profesional del alarmismo Paul R. Ehrlich que en 1968 afirmaba ufano, entre sonidos de placer de la izquierda, que “en la década de los 70 y 80, centenares de millones de personas se morirán de hambre a pesar de cualquier programa de choque que se emprenda ahora.” Como ven, todo un Nostradamus. Hoy Ehrlich es asesor de Gore.

El mismo Gore (de político fracasado a millonario triunfador a razón de 200.000 euros por aparición pública) que nos aburre con un infumable vídeo llamado “Una verdad inconveniente”. Cinta que en “El Corte Inglés” se puede adquirir por doce euros y que Z ha comprado para endosársela –a diferencia de lo que sucederá en Gran Bretaña, donde un juez ha prohibido su emisión en las escuelas por considerarlo sectario e indocumentado- a los desprevenidos y manipulables escolares españoles por diecinueve euros (¿se estarán calentando algunos bolsillos con los siete de diferencia?).

Un vídeo en el que aparece un oso polar que no sabe nadar y en el que Gore nos cuenta, basándose en a saber qué, que si no se controla el mercado y se vuelve a la exitosísima economía planificada, Madrid tendrá playa. Seis metros subirá, según el “vídeo Gore” el nivel del mar. Catástrofe y alarmismo que supera incluso al de la ONU y del propio IPCC, que habla de una subida del nivel del mar para el año 2100 de ¡cuarenta y cinco centímetros! Y así todo el vídeo.

Pues bien, a buen seguro que quien estas trolas ponga en evidencia los seguidores de la religión ecolojeta lo tacharán de “enemigo de la ciencia”, como recientemente hacía “El País”. Periódico que, puesto a elaborar listas negras, tilda, frivolizando el holocausto, a quien no se avenga a aceptar como bueno el catecismo de Gore y Z como “negacionista”. Toma ya.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris