Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

El PSOE del hoy, sí, mañana, no

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 25 de octubre de 2007, 00:24 h (CET)
Es difícil encontrar en el PSOE alguien a quien se le pueda calificar como “un señor”. Si, cuando digo señor lo hago en el sentido antiguo que se le daba a esa palabra, hoy tan vulgarizada, cuando sólo de recibía tal denominación en casos excepcionales y debido a las peculiares cualidades que distinguían al sujeto o a pertenecer a una familia distinguida o adinerada. Entre toda esta pléyade de advenedizos, que nadie sabe como han llegado a ocupar cargos de importancia dentro del partido socialista, es muy difícil encontrar a alguno que reúna las condiciones de preparación, de cultura y de saber estar que, sin embargo son tan frecuentes en el partido de la oposición. Sí, porque una cosa es haber estudiado una carrera, haber hecho unas oposiciones o haber sido elevado sea por cupo feminista o por haber sabido escalar rampando por la torticera ruta del enchufismo y, otra muy distinta, es tener clase, saber expresarse con corrección y tener educación cosa muy difícil de adquirir si no se ha mamado de la leche materna. Sin embargo, debo reconocer que una de esa rara avis es un ciudadano de Barcelona, de sobras conocido en toda España y con el cual no comparto ni uno sólo de sus plateamientos políticos, pero al que, no obstante, debo reconocerle el señorío, la valentía y la oportunidad de haber anunciado, en una rueda de prensa, con toda sencillez, sin aspavientos ni sentimentalismos, que se retira de la política por padecer el mal de Alzheimer. Pascual Maragall no en balde es hijo de una rancia familia barcelonesa y nieto del famoso poeta Juan Maragall, por lo que “de raza le viene al galgo”. Supo aceptar la traición de Rodríguez Zapatero y el desagradecimiento de Montilla, a los que había apoyado y de los que no ha recibido más que desaires; y, a pesar de todo ello, se ha sabido mantener en un segundo plano sin sacar a relucir la espada de la venganza, que no me cabe la menor duda que hubiera sido muy incómoda para el jefe del Ejecutivo.

Dicho lo cual, que creo era mi deber señalar; no me queda más remedio que hacer referencia a este partido socialista que no deja, dia a día, de admirarnos con su comportamiento errático y contradictorio, donde parece que cada uno de sus miembros está empeñado en hacer la guerra por su parte, sin importarle un comino lo que hagan y digan los demás miembros de su formación política. Si el señor Fernández Bermejo dice un día que “cuando se den las condiciones precisas se podrá continuar dialogando con ETA”, al día siguiente sale la señor Fernández de la Vega negándolo categóricamente ¡y aquí no pasa nada! Como si fuese lo más corriente del mundo que entre dos cargos de tanta importancia del Gobierno se produjeran contrastes de opinión de tal magnitud. Si Chavez promete a los andaluces 700.000 viviendas sale el señor Solbes a decir que esto es imposible sin que se óbice para que, al dia siguiente, vuelva a salir diciendo que puede ser que sí, pero ¿en qué quedamos? Esto parece el juego de los desvaríos y me temo que no ha hecho más que empezar.

Otra cosa. Veamos, hace más de un año que el PP presentó su recurso impugnando la legalidad y constitucionalidad del famoso Estatut catalán. Desde su presentación se han registrado otros alegatos en contra del recurso del PP y se han recusado a varios magistrados. El tumulto mediático, principalmente de la prensa y televisiones afines al Gobierno, ha sido tal que, en ocasiones, tenía toda la pinta de querer presionar a los magistrados para que decidieran en un sentido u otro. Pero que, el propio Gobierno,¡ un año después de que se iniciara el procedimiento!, se haya percatado de que quizá dos magistrados, de los que ellos consideran adictos al PP, son recusables por unas manifestaciones que hicieron antes de que se iniciaran las trámites de admisión del recurso resulta, como menos curioso. Pero si, además, coincide con la inhibición de la señora Presidenta del TC y de uno de los magistrados adictos al PSOE en el procedimiento que se sigue contra la disposición que los socialistas hicieron aprobar para prolongar el mandato de la señora Mª Emilia Casas; la cosa ya empieza a tener un tufillo desagradable y si, por añadidura, la interposición del recurso del abogado del Estado tiene lugar, precisamente, a los pocos días del 12 de Octubre, fecha en la que la señora Vicepresidenta se encargó de sentarle las costuras a la Presidenta del TC, en una más que espectacular y pública reprimenda; las dudas que pudiéramos albergar respecto a la intención meramente política que ha presidido la presentación de los recursos se diluyen como lo hace el agua en el vino. Pero, ¿se alarma la ciudadanía? No; ¿se inquietan los medios afines al Gobierno? No, lo encuentran lógico, como encontrarían lógico que ilegalizaran al PP y prohibieran la AVE.

No se quiere ilegalizar a la ANV, ya saben a Bermejinsky le parece que no hay suficientes pruebas; pero una asociación de abogados demócratas (¿Quiénes serán estos tipejos y quién les habrá dado vela en este entierro?) se han lanzado como buitres sobre el señor Alcaraz por haber dicho lo que toda España sabe, que Zapatero negoció con ETA y, no sólo después de que el Parlamento (en mala hora) le diera permiso para hacerlo, sino que desde muchos años antes, desde que el PP aún estaba en el gobierno.

¡A qué no se atreven a meterse con Batasuna! O contra Conde Pumpido por no haber encausado a Otegui en su momento; porque sí lo hicieron cuando les convino. Es mucho más fácil y más remunerable meterse con el débil, con la víctima que con los agresores ¡Claro son demócratas! Y todo lo que les huela a derechas para ellos en como para los mastines oler conejo, presa a la vista. Hay que ir eliminando los obstáculos para que este Gobierno socialista pueda reeditar una nueva victoria que le permita acabar de implantar la dictadura de la izquierda, el totalitarismo made in Cuba, o en Venezuela o en Bolivia o en el Ecuador del señor Correa. Che Guevara una gran héroe, un mártir de la revolución; Fidel Castro un paladín de la libertad. ¿Qué asesinaron a mansalva y torturaron? Futesas; ¿Qué han encarcelado a millares de opositores? Naderías. Todo por la revolución proletaria. Y aquí, en España unos viven en Babia, los otros, los eternos optimistas sólo ven una nube de verano; los que atesoran rencores esperando la revancha y los que viven al día ¿por qué preocuparse por el mañana? Sólo unos pocos, unos que todavía creemos en los ideales; unos ilusos que piensan en una España unida, nos preocupamos y elevamos nuestras voces solitarias en medio de este gran dislate que nos rodea. Ave César, morituri te salutant.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris