Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

Ibarretxe y el reglamento de fútbol vasco

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
jueves, 25 de octubre de 2007, 00:24 h (CET)
Nuestro lehendakari, firmemente decidido a llevarnos a la liberación nacional, ha decidido desarrollar una nueva ofensiva contra la moral de Zapatero, Aznar y la oligarquía españolista. Vista la cerrazón de unos españoles incapaces de ver más allá de su propio sombrero la independencia del pueblo vasco es sólo cuestión de meses. Siete mil años de Historia vasca no se van a dejar domeñar por quinientos años de ocupación española.

Juan José Ibarretxe y su equipo de asesores han diseñado una hoja de ruta que nos lleve de aquí al referéndum de independencia sin que la falsa democracia de una constitución que los vascos y vascas rechazamos nos impida la manifestación de nuestra identidad nacional.

Lo que el gobierno vasco ha preparado es la continuación de la guerra sicológica con la que el pueblo vasco viene burlando la opresión: no televisamos los mensajes navideños del rey de los españoles ni el lehendakari acude a sus recepciones; no colocamos su bandera en nuestros balcones; trabajamos el doce de octubre; negamos entierros dignos a sus fallecidos en acciones armadas; el mapa del tiempo en nuestra televisión nacional incluye el mapa de Navarra y negamos calles a Mikel de Zerbantes para otorgárselas a nuestros gudaris que tan sabia y enérgicamente sacuden el árbol.

El pueblo vasco no puede vivir con quienes niegan nuestra esencia y buscan el conflicto para imponernos la violencia de su ejército, en quien han fiado su franquista unidad nacional. Pero, a punto del ataque de nervios, serán incapaces de resistir los próximos movimientos tácticos de nuestro lehendakari con los que probará que vascos y españoles no podemos vivir juntos, sólo la independencia evitará el conflicto.

El lehendakari ya ha mostrado la primera de sus dos inmediatas cartas: Adaptar la fiesta de los toros, la que los españoles llaman acaparadoramente su “Fiesta nacional”, a la idiosincrasia vasca. Como sabemos todos los vascos y vascas, los toros se llevan corriendo en nuestra patria desde nuestra llegada a Euskalherría, miles de años antes de la llegada de los romanos a la península Ibérica, justo hasta los límites de los primeros valles vascos, donde ya entonces nuestros gudaris los rechazaron.

Para ello el Consejo Vasco de Espectáculos ha aprobado el proyecto de nuevo Reglamento taurino que se espera que entre en vigor la próxima temporada del País Vasco. Dicho reglamento vasco subraya “la especificidad del espectáculo taurino en Euskadi", para lo cual se pone especial cuidado "en los preliminares del espectáculo", al tiempo que se introduce mayor "rigor en la concesión de trofeos". Como no podía ser de otra forma el Reglamento taurino Vasco pone especial énfasis en los encierros, tan propios de la idiosincrasia vasca.

Sabedor nuestro lehendakari de cuánto irrita la especificidad vasca a la oligarquía financiera y militar española y dispuesto a avanzar en nuestro camino hacia la independencia deportiva vasca, ha encargado también a una comisión de árbitros euskaldunes la adaptación a la cultura vasca del reglamento internacional de fútbol. Este columnista puede ofrecer a sus lectores la primicia de la redacción de los primeros artículos del reglamento de fútbol vasco en los que prima la vasquización de los elementos propios de este deporte. Así, puedo adelantar a mis lectores que el reglamento indica que las porterías de fútbol deben tener 10 centímetros más de altura y de longitud, ya que la talla media del ciudadano vasco es considerablemente superior a la del español. Igualmente puedo orgullosamente señalar que el Reglamento de fútbol Vasco obligará a pintar de color rojo los marcos de las porterías, para combinadas con el verde del césped y el blanco de las líneas del campo formar los colores de nuestra bandera, lo que servirá al mismo tiempo de mayor motivación para nuestros aguerridos jugadores.

El nuevo reglamento vasco de fútbol, aún en su primera redacción, dedica un capítulo especial a los enfrentamientos internacionales de la selección nacional de Euskadi, señalando el resultado que deben tener los encuentros cuando se celebren contra la selección española y el tamaño del trofeo que a su final se debe entregar al capitán de la victoriosa selección vasca.

Seguiremos informando.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris