Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   Liga ACB - Cuarta jornada   -   Sección:   Baloncesto

El Ricoh Manresa sorprende al Tau en un final de infarto (82-83)

Splitter falló los dos tiros libres que podían haber dado la victoria a los vascos
Redacción
domingo, 21 de octubre de 2007, 16:17 h (CET)
Con la baja de inicio de Simas Jasaitis se presentaba el Tau. La mañana empezaba tan mal como lo acabaría después de cuarenta minutos de juego para los de Neven Spahija, que vieron cómo un recién ascendido desactivaba las armas azulgranas y ganaban merecidamente. Matt Walsh fue letal desde el exterior y gracias a su muñeca la remontada baskonista terminó en balde, cuando Splitter fallaba los dos últimos tiros libres del partido.

FICHA TÉCNICA
82- Tau Baskonia: Prigioni (14), Rakocevic (23), Mickeal (-), Teletovic (10) y Splitter (18). Vidal (-), Planinic (9) y McDonald (9).
83- Ricoh Manresa: Rodríguez (2), Grimau (12), Walsh (27), Callahan (5) y Asselin (11). Martínez (10), Hernández (-), Sánchez (-), Alzamora (4), Rubio (9) y Espil (3).
Parciales: 20-25, 29-24, 15- 24 y 18-10.
Árbitros: Redondo, Perea y Martínez Díez(2). Eliminaron por faltas personales a Mirza Teletovic y a Josh Asselin.
Incidencias: 8.500 espectadores en el Fernando Buesa Arena en la cuarta jornada de la ACB.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Jaume Ponsarnau
El entrenador de Tárrega consiguió con sus diferentes defensas desactivar a Tiago Splitter y evitó que Prigioni dirigiera a su equipo en estático.
Lo peor: Falta de concentración vitoriana
Que el Tau Cerámica metiera 11 de sus 20 tiros libres dice bastante de la concentración de sus jugadores. Por si fuera poco, Simas Jasaitis no pudo participar en el partido por lesión.
El dato:
Tres ex-baskonistas jugaron a un gran nivel con el Ricoh Manresa para poder derrotar al Tau: Juan Alberto Espil, Jordi Grimau y Javi Rodríguez.

Jon Narváez / Vitoria-Gasteiz

El Tau Baskonia recibió una enorme cura de humildad en su derrota frente a un Ricoh Manresa que supo mantener la compostura cuando Zoran Planinic ponía siete puntos arriba a su equipo a falta de poco tiempo para el final. Los manresanos hicieron un trabajo excepcional durante todo el encuentro que a punto estuvo de irse abajo gracias al ramalazo de juego del base croata del Tau, tanto en defensa como en ataque, pero Matt Walsh fue decisivo.

El Baskonia no pudo contar con el lesionado Simas Jasaitis (que se suma a la lista junto a Linton Johnson y James Singleton) y dos de sus jugadores, McDonald y Rakocevic, jugaron a pesar de tener importantes problemas en su vida privada. El pívot de Nueva Orleáns incluso viajará después del partido a su país para solucionar sus asuntos. El parcial 2-8 de salida fue un claro reflejo de lo que fue el partido. Los catalanes salieron enchufadísimos al partido y no dejaron que apenas los vitorianos entraran en él.

Asselin se convertía en el dominador del partido y mantuvo un bonito duelo bajo tableros con Tiago Splitter. Todas las bolas manresanas en ataque recaían al principio en el pívot estadounidense. El aturdimiento en el juego vitoriano continuó y Matt Walsh comenzó a aprovecharse de ello anotando un triple que subía el 10-17. El Tau estaba fatal en defensa y no supo cómo atacar la zona planteada por los catalanes. El partido entró en una aburridísima fase en la que Rakocevic fue el sustento local. El serbio consiguió empatar el partido con un 3+1 y el marcador al descanso era de empate a 49.

El público del Buesa Arena creía en la victoria de su equipo hasta la reanudación, en la que Walsh y, ante la sorpresa general, Jordi Grimau, lanzaban de nuevo al conjunto visitante. Un 2+1 de Craig Callaghan junto a una falta técnica a Pete Mickeal, que no volvió a jugar al cometer su cuarta personal, desestabilizó el marcador para que el Manresa se escapara por once puntos. El público ya comenzaba a temer por el partido y más cuando vio que Zoran Planinic tenía que actuar de ala-pívot por los problemas con las faltas personales de los interiores. Sólo McDonald conseguía irrumpir en el aro catalán y algún triple de Prigioni devolvía la esperanza al comienzo del último cuarto (67-73).

El único recurso ofensivo de los vascos estaban siendo los lanzamientos triples y les costaba un mundo remontar. Pero en el minuto 35 apareció la figura de Planinic que, con su defensa y el ritmo que imprimió al juego hizo que los suyos se ‘enchufaran’ y remontaran el partido. Tras una recuperación suya asistió a Splitter para que hiciera el 82-75 que parecía definitivo. Sin embargo, un parcial final de 0-8 para los visitantes dieron la sorpresa de la jornada. En la última posesión, Splitter fallaría los tiros libres decisivos.

Noticias relacionadas

España supera el día 'tonto' subida a los hombros de Ndour

Puerto Rico llegó a estar diez arriba

El Real Madrid conquista su quinta Supercopa

Los de Laso empiezan como acabaron tras ganar a Baskonia con un gran Llull

El Real Madrid se cita con Baskonia tras aplastar al anfitrión

La final se juega hoy a las 19.15 horas

Baskonia, a la final tras ganar a un combativo Barça

Los blaugranas llegaron a perder por 20 y pudieron forzar la prórroga en una buena segunda parte

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris