Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

Maragall y Sarkozy se divorcian al mismo tiempo

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
lunes, 22 de octubre de 2007, 08:59 h (CET)
Maragall, el de la doble moral, también se ha divorciado. También en este caso sabemos que ha habido infidelidades, como en el caso de Sarkozy, pero la verdad es que ambos casos nos preocupan igual de poco. Ambos divorcios, el del presidente francés de su esposa y el de Maragall del PSC suponen poco para la política española.

Se supone que los cónyuges de ambos vivirán más tranquilos sin tener al “contrario” dando la murga todos los días. A Cecilia Sarkozy le molestaba ser primera madama de la república sin que nadie le hubiese consultado su opinión previamente, y al PSC le molestaba que Maragall diese su opinión contra todo sin que nadie se la pidiese. Eso lo arregla un divorcio exprés y sanseacabó, si te he visto no me acuerdo y ahora me enrollo con otro.

Porque en ambos casos es lo que cabe esperar, que tanto Cecilia como Pasqual enseguida pasen a ofrecer sus amores rápidos a un tercero que los estará esperando como el agua de mayo, sea para sacar tajada “carnal”, sea para sacar tajada política, todos somos mortales y a eso nos dedicamos con fruición hasta cuando dormimos.

Pero así como Don Nicolás ya puede descansar tranquilo si le dejan los sindicatos franceses, el PSC tiene motivos para preocuparse. En este caso la separación no es amistosa y Maragall se está dedicando a despedirse como elefante en cacharrería, a golpe de declaración, a golpe de titular, poniendo a caer de un burro a todos los que alguna vez han sido sus compañeros de correrías. Ya decía yo ayer o antes de ayer que no hay mayor enemigo que tu antiguo mejor amigo. Que se lo digan a Joan Ignasi Pla.

Ahora le ha tocado a Montilla, el cordobés que dirige Cataluña, al que acusa de haber defendido a Bono para el cargo que ahora ostenta Zapatero. Claro, se arroga el hecho de ser él, precisamente él, con Alfonso Guerra los que colocaron a ZapaZero al frente del PSOE. Así nos va.

Claro que como ya digo la ruptura sentimental de Maragall no es por consenso, como la del francés, va y pone verde al propio Zapatero, se conoce que el periodo de garantía del amiguete ya se acabó, acusándole de convertirse en un Felipe González cualquiera.

Se presentan tiempos entretenidos en Cataluña. Más de lo ya habitual.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris