Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Entrevistas

Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Entrevistas

'Espero que nuestro trabajo guste y produzca, para poder prolongar mi estancia en Sevilla'

Rubén Magnano, entrenador del Cajasol Sevilla
Redacción
miércoles, 20 de febrero de 2008, 01:00 h (CET)
Rubén Magnano, de 53 años (09/10/54) y cordobés de nacimiento (Argentina), proviene del Whirlpool Varese, equipo al que llegó en noviembre de 2004 pocos meses después de haber encumbrado al combinado sudamericano en la cúspide del baloncesto internacional con el título olímpico en Atenas'04. Esa fue la cima alcanzada por un técnico responsable en gran medida del éxito del basket argentino en los últimos años, puesto que aparte de los títulos cosechados 'crió' deportivamente a toda una generación de jugadores que en la actualidad brillan tanto en la NBA como en las principales ligas europeas (Ginóbili, Oberto, Noccioni, Herrmann, Delfino, Scola… entre otros).



Rubén Magnano.


La trayectoria en los banquillos de Rubén Magnano comenzó en 1990, y en Argentina ya fue nombrado como el mejor técnico en la temporada 1999-2000, entrenando a Boca Juniors. En 2001 estrenó el cargo de seleccionador absoluto adjudicándose el título sudamericano, así como el Premundial disputado en Neuquén. Más tarde quedaría segunda en el Mundial de Indianápolis 2002, donde llevó a Argentina al subcampeonato, tras vencer a una EEUU que contaba con jugadores profesionales.

Al desvincularse del Whirlpool Varese a final de temporada, el Caja tomó en cuenta la posibilidad de fichar a uno de los mejores técnicos del panorama internacional y la negociación ha dado con un oro olímpico en el banquillo sevillano.

Nos recibe con una sonrisa que no abandona su cara en toda la entrevista, que tiene lugar en su despacho, donde se nota que está puesto el aire acondicionado, cosa que se agradece con las altas temperaturas que se dan día si y día también en Sevilla. Sin embargo, se muestra contento por estar aquí, y espera poder disfrutar durante mucho tiempo más de una ciudad que ya conoció en 2004, cuando vino a ver la Copa del Rey disputada en la capital andaluza.


José Luis Sosa / SIGLO XXI

Para los que no le conozcan bien, ¿cómo se define Rubén Magnano?

Es muy difícil hablar de uno mismo. Yo te puedo dar un ‘pantallazo’ de lo que es mi idea del baloncesto: creo mucho en un juego altruista, con muchísima solidaridad en el juego, tanto en la parte ofensiva como en la defensiva, pero particularmente me gusta más un juego defensivo. A partir de ahí construir nuestro juego ofensivo

¿Cómo afronta este nuevo reto en la ACB?

Para mí es un orgullo dirigir en un torneo como la ACB. Es vox populi, pero nuevamente lo digo, que la ACB después de la NBA es el torneo más duro que hay en el baloncesto FIBA, el mejor organizado. Para mí es un desafío y un orgullo.


"Es un orgullo y un desafío
poder entrenar en la ACB"



¿Que se puede sacar de bueno y de malo de la pretemporada?

No, de malo nada. El único punto que puede ser una cosa que no ha sumado, que no que sea malo, ha sido el no tener a toda la plantilla al completo y en forma, para empezar a trabajar todos juntos; pero creo que hay muchísimos equipos de ACB que se encuentran en esta situación. Hay que pensar que todavía hoy, a dos semanas de iniciar el torneo, todavía faltan dos jugadores importantes que incorporar. Esto son cosas que ponen un pequeño palito en la rueda; pero bueno, estamos trabajando para llegar en la mejor forma al torneo.


"Estamos trabajando para llegar
en la mejor forma al torneo;
a pesar de no contar con todo el equipo"



En las temporadas pasadas, el banquillo del Cajasol se ha convertido en un auténtico devorador de entrenadores. ¿Le “asusta”?

No. Yo creo que todo cambio experimenta una suerte de temores. Pero no temor a eso. Los entrenadores sabemos cuales son las reglas de juego. No me asusta en absoluto eso.

¿Cómo llega Magnano a ser entrenador de baloncesto?

Yo digo que lo mío es genético; porque mi papá jugó al baloncesto, mi mamá también, mis tíos jugaron también… A pesar de que toda mi infancia y parte de mi juventud jugué mucho al fútbol, pero a de forma informal. Después llegué a jugar al baloncesto, incluso a nivel semiprofesional, y creo que fue importante para mí el hecho de haber hecho el profesorado de Educación Física; y una vez recibido el profesorado de Educación Física, me incliné por la disciplina del baloncesto, como profesor. Y ahí empezaron mis pasos

Durante sus años como entrenador en Argentina, entre otros equipos, entrena al Atenas. ¿Cómo fueron esos años? ¿Y en Boca?

En lo que respecta a clubes, fueron los años más prósperos de mi carrera. En Atenas tuvimos una gran cantidad de títulos importantes, incluso llegamos a jugar algo que es muy poco común para un equipo de Suramérica sobre todo, como es el Open McDonalds, y haciendo un muy buen torneo. El Atenas de Córdoba a mí me marcó muy a fuego lo que es mi carrera, a pesar de que dirigiendo el Boca Juniors, ese año fui elegido como el mejor entrenador.


"Entrenar al Atenas de Córdoba
fue muy bonito para mi"



¿Qué supone para Rubén Magnano entrenar a la selección de Argentina?

Voy a ser reiterativo con la palabra, pero supone una gran distinción, un enorme orgullo el poder estar sentado en el banquillo de cualquier selección del mundo, para cualquier entrenador. Es una sensación que a veces es difícil de expresar con palabras; pero la palabra justa sería el orgullo que se siente


"Me sentí orgulloso
de poder dirigir a Argentina"



Fueron los años en los que la selección argentina consigue logros importantes: subcampeona mundial y oro olímpico. ¿Es un orgullo ser el entrenador de la selección argentina que más éxitos ha conseguido recientemente?

Indudablemente, aparte una comunión de personas que realmente valen, más allá del deportista, que por fortuna me ha tocado dirigir. Y creo que, por fortuna, todavía están manteniéndose. Nuevamente nuestra selección va a estar en unos Juegos Olímpicos. Y esperemos que sigan por esa senda.

¿Sube el caché de un entrenador, al ser el primero en derrotar a los EEUU, después de tantos años de imbatibilidad? ¿O es una victoria más?

En ese momento fue una victoria más, porque haber ganado a Estados Unidos después de perder el día anterior con Alemania, no hubiera servido de nada; solamente hubiese sido un hecho histórico. Pero tal y como se sucedieron las cosas, creo que va a ser un triunfo que va a estar en la historia.


"La victoria a EEUU sólo fue
una victoria más en aquel momento"



Se planta en la final de Mundial, con la baja de Manu. ¿Condicionó mucho la baja de Ginobili al equipo?

Yo creo que la idea de equipo altruista que nosotros pudimos concebir a lo largo de nuestra preparación y a lo largo del torneo, pudo un poco, disimular la ausencia de Ginobili, al punto tal que estuvimos para ganarlo, y por un silbato no fuimos campeones del mundo también, sin Ginobili. De todas formas, soy de los entrenadores que piensan que hay que hablar mucho de los jugadores que están, no de los que no está. No te digo que me hubiese gustado que Manu hubiese estado al 100% para esa final; sin embargo, creo que dimos mucho hándicap sin él, y creo que lo hicimos muy bien. Sucedió lo mismo en los Juegos Olímpicos, donde faltó Oberto en la final.


"Supimos jugar sin Ginobili;
y por un silbato no fuimos campeones"



¿Sabe mal una plata mundialista? ¿O es casi un oro después de cómo se portaron los árbitros en la jugada final?

A nosotros nos quedó un sabor amargo de cómo perdimos; a pesar de que íbamos a pelear por un 6º, 5º o 4º puesto, encontrarnos en la final, jugando, creo, el mejor baloncesto de los últimos años; incluso mejor que en los Juegos Olímpicos.


"Nos quedó un sabor muy amargo
el habernos negado la posibilidad
de ser campeones del mundo"



Y dos años más tarde, se hace justicia y Argentina se hace con el oro olímpico, ¿cómo afecta a un país como Argentina, donde, como en España, el fútbol es más importante que el baloncesto?

Hay una conjunción de formas que suceden acá: desde las ansías de lograr algo, querer pertenecer a un proceso en el caso de los jugadores, y soñar con una medalla, hasta hechos digamos reglamentarios, por ejemplo que a nuestros jugadores se le permitieran, al crearse la comunidad, la posibilidad de ir a cualquier parte del mundo, a jugar con los mejores del mundo, semanalmente. Esto hizo inevitablemente que nuestro baloncesto creciera a nivel de selección, porque sólo con nuestra competencia local, hubiese sido muy difícil llegar.

Después del logro cosechado en Atenas, deja la selección. ¿Se acabó su ciclo, o puede volver en cualquier momento?

Ahora mismo hay un entrenador, que ha clasificado para los Juegos Olímpicos a Argentina. Creo que se merece seguir y continuar en el equipo. Después se verá; hasta que no haya un ofrecimiento, no podemos hablar. Ahora la plaza está ocupada por un entrenador argentino, que bien merece seguir por haber clasificado a Argentina para los Juegos Olímpicos.


"Sergio Hernández se merece un respeto
por lo que está haciendo"



¿Qué le parece el trabajo que está desempeñando Sergio Hernández?

Evaluando el como se pierde en Japón contra España, que es un tiro que pudo haber entrado y haber cambiado la historia, y ahora con el equipo que fueron a buscar una plaza en los JJOO, creo que hay que respetar su trabajo y hay que afianzarlo y apoyarlo para que en los Juegos Olímpicos, nuestra selección haga un buen papel.

Hablando del triple de Nocioni, ¿le pondría algún símil cinematográfico al triple de Nocioni?

Matchball, por la bola que se queda en la red y no sabes donde va a caer.

¿Le afectó perder la semifinal a Argentina, en el partido por el tercer y cuarto puesto?

Yo creo que es muy difícil; siempre digo que desde octavos de final son partidos que te tiran para arriba o te tiran para abajo psicológicamente. Es muy difícil sobreponerse a una derrota, y más de la forma en la que sucedió. No es fácil.

¿Cómo vio a Argentina en el Mundial?

Lo vi poco, porque en Italia no se vio. Si vi el partido contra España, que me pareció un buen partido. Pero no podría hacer una valoración exhaustiva de cómo vi a Argentina.

Después de cómo ha transcurrido el preolímpico, ¿es Estados Unidos el rival a batir otra vez?

Con Estados Unidos, Argentina mismo, o España, no será fácil decir quien será campeón olímpico con antelación. Lo que si veo es que, Estados Unidos tiene una gran deuda que sanar de años a esta parte en Mundiales y en JJOO, y creo que hoy por hoy, ya lo demostraron en Las Vegas, vienen con ansias, con ganas, con preparación, con seriedad. Indudablemente, van a tener que demostrarlo.


"EEUU tiene una deuda pendiente
de unos años a esta parte,
que quiere sanar"



¿Se ha reducido mucho la distancia entre el baloncesto FIBA y el baloncesto NBA?

Siempre le queremos dar un plus a los americanos, pensando que lo que hace el baloncesto FIBA está por debajo de la NBA. Veamos que dicen los números; los números dicen esto, y hay que respetar eso. Los números son extremadamente objetivos; incluso las imágenes. Hasta que ellos no sean capaces de darle la vuelta a la situación, creo que el baloncesto FIBA ha dado un paso muy importante para emparejarse a la NBA.


"El baloncesto FIBA ha logrado
emparejarse al baloncesto NBA"



¿Qué le parece el papel que están desempeñando los argentinos en la NBA?

Excelente; y creo que ahora, con el cambio de franquicia de Delfino, va a tener un rendimiento aún mayor.

¿Es Manu Ginobili lo más parecido a Maradona en baloncesto?

Si hacemos una comparación en lo que solamente apunta en juego, creo que si.

¿Cuál es el libro y la película que recomendaría?

Más que la lectura, me gusta mucho el cine. Leo algo, pero me inclino por el cine. Una gran película, que un poco es mi referente, es “Cinema Paradiso”, una película italiana. En cuanto a libros, leo pero no me gusta nada en especial; no obstante, me gusta todo lo que hizo Isabel Allende.

¿Le gustaría seguir en Sevilla durante muchos años?

Yo, como le decía al presidente los primeros días, soy bastante ‘romántico’ en ese aspecto, aunque en este ambiente es muy difícil esto. Espero que nuestro trabajo guste y produzca, para poder prolongar mi estancia en Sevilla. Además es una ciudad que se parece muchísimo, por la idiosincrasia a mi ciudad, a Córdoba en Argentina; por la forma de ser… ¡no por el calor! Me siento muy cómodo en los pocos días que llevo en Sevilla.

Noticias relacionadas

Conociendo a ... José María Gasalla

"El ser humano no está hecho para estar equivocandose constantemente. "

Rajoy asegura que se responderá “con total firmeza” al desafío independentista

“Nadie va a liquidar la democracia”

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris