Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

El que ventosee más rápido, más alto y más fuerte

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
sábado, 20 de octubre de 2007, 23:59 h (CET)
Hay quien se relaja al frente de la televisión, pongamos que ponen una de los hermanos Marx para partirte de risa; hay quien se relaja leyendo la última novela del último autor de la última fama. Yo me relajo escribiendo, a lo largo de la tarde o a primera hora de la noche, cuando el silencio nos enseña el camino del nuevo día.

Voy coleccionando noticias al compás de los teletipos. Al ritmo de los huecos que la mañana y la tarde van dejando, se van decantando, filtrando y aposentando. Cuando la luz va cayendo se produce el parto, un nuevo trabajo está listo para ver el periódico de la madrugada siguiente.

Hoy no puedo, hoy me niego, hoy estoy deprimido, hoy me hundo ante el enorme muro que la actualidad me ha levantado enfrente. No estoy listo para que ZP nos quiera obligar a votarle a base de hacer el soplagaitas en un vídeo me repatea, me parece que en vez de ver una peli de los Hermanos Marx ha venido Groucho a representarnos una de sus escenas imposibles. Pero mientras nos gobierna a los españoles, no te fastidia. Esto no es serio, no somos nadie, tener un presidente de estas características nos asemeja a cualquier paisito de esos del Caribe o de África Central, cualquier isla Barataria abandonada de este mundo cruel en la que manda el que se tire más pedos, más rápido, más alto, más fuerte.

Y todo ello mientras nuestro ministro de ¿Justicia? trasmite a ETA que de aquí a las elecciones procure no matar mucho, para que gane de nuevo el de los pedos más gordos y puedan volver a negociar. Otra vez. Y mientras según el periódico del PNV Zapazeta le da palmaditas en la espalda al lehendakari Malaletxe. En privado, claro, que de cara a la galería jugaron a “Ya no te ajunto, oye”.

Y como yo esperaba la reacción serenísima de insignes barones socialistas, dispuestos a defender las esencias del socialismo de siempre (Bono, Rodríguez Ibarra, Alfonso Guerra, ¿González?) y esa reacción no se ha producido pues voy y me deprimo. Escondo la cabeza debajo de la almohada y hoy no escribo mi artículo habitual. Que se fastidien en la Redacción, que inventen algo o que tiren de archivo.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris