Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   ACB / Jornada 3   -   Sección:   Baloncesto

Los nervios pueden con el Estudiantes en el derby (77-88)

Raúl Lopez fue vital para el Real Madrid en los últimos minutos, tras un gran trabajo del MMT Estudiantes cuando el encuentro llegaba a su fin

Larry Lewis fue clave en la remontada colegial
Redacción
viernes, 19 de octubre de 2007, 14:58 h (CET)
Una jornada no sirve como termómetro para marcar el nivel de dos equipos como Estudiantes y Real Madrid, y mas cuando se enfrentan entre si: los madridistas impusieron su ritmo durante los tres primeros períodos pero cedieron en un último cuarto donde los locales apostaron por sus particulares señas de identidad para llegar a los minutos finales con posibilidades de ganar. La aportación de un hombre como Raül Lopez, con cinco puntos en los últimos dos minutos, dio finalmente la victoria al conjunto blanco.

FICHA TÉCNICA
77 - MMT Estudiantes: Sánchez (5), Urtasun (0), Jasen (15), Lewis (13) y Torres (2). Martínez (11), Lorbek (14), Suarez (5), Beirán (3), Pietrus (4), Young (5) y Clark (-).
88 – Real Madrid: Raül Lopez (11), Bullock (18), Mumbrú (13), Hervelle (16) y Papadopoulus (10). Pelekanos (0), Smith (8), Sekulic (4), Tunceri (5) y Llull (3).
Parciales: 1-32, 36-48; 60-69 y 77-88 .
Árbitros: Hierrezuelo, Redondo y Munar(2). Expulsaron por faltas a Pietrus (min. 35).
Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de la Liga ACB, disputado en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid ante 13500 espectadores.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Raül Lopez: a pesar de sus problemas de faltas supo levantar a su equipo en el final .
Lo peor: Las perdidas de Estudiantes. Hasta 16 balones perdidos que acabaron por decantar el partido en la primera parte.
El dato: La fuerza de los titulares madridistas. Los cinco hombres que saltaron al campo al inicio del partido superaron los diez puntos, sumando entre ellos 68 de los 88 tantos de su equipo.

Matías Castañón / Enviado especial

Un triple del Real Madrid abrió el primer período, donde los de Plaza arrancaron defendiendo muy fuerte en una zona 2-3 que ahogó poco a poco al ataque colegial, con Papadopoulos haciéndose fuerte en la pintura: el griego necesitaba encontrarse tras dos jornadas en donde no fue la referencia en la zona, algo que se esperaba de él desde el principio. Su trabajo y el de sus compañeros en todo el campo permitió al conjunto blanco llegar, en menos de cinco minutos, a los diez puntos de ventaja. Muy pronto tuvo que mover De Pablos su banquillo para cortar el buen inicio madridista: el entrenador colegial incluyó en el quinteto titular a Caio Torres, que se vio superado por su par claramente, algo que le ocurrió también a Sergio Sánchez. Con la entrada de Jesse Young y Gonzalo Martínez la situación cambió, con un Estudiantes que recuperó sus señas de identidad, la defensa fuerte y el contraataque, para encadenar un parcial de 7-0, pero Bullock demostró a base de calidad porque cada año se encuentra entre los mejores anotadores de la Liga para devolver a la decena de puntos la distancia en el luminoso. Los blancos llegaban a los treinta puntos antes de acabar el primer cuarto, cuando los del Ramiro atravesaban un nuevo bache ofensivo; esto, sumado a la facilidad del conjunto local para cometer faltas (hasta siete en el primer período, por tan solo tres de los visitantes) hacía que los estudiantiles se viesen quince puntos por debajo al final del primer cuarto. El segundo período trajo consigo la entrada de Carlos Suarez: al canterano del Estudiantes le hacían falta minutos importantes para recuperar la confianza tras un año prácticamente en blanco. Con el alero de Aranjuez el equipo ganó en intensidad, algo que les permitió a los suyos despertar, consiguiendo rebotes ofensivos que hacían daño a los blancos, que contestaban desde mas allá de la linea de 6,25: el equipo de Joan Plaza adoptó la misma táctica que el Barcelona días antes, y con un acierto del 55% al descanso mandaban en el marcador; pero poco a poco la distancia se redujo, Estudiantes comenzó a apretar en defensa y a aprovechar las segundas oportunidades que tenía en ataque (hasta nueve rebotes ofensivos), además de conseguir que Raül Lopez (uno de los hombres que, por activa o por pasiva, mas daño estaba haciendo a los locales) se fuese al banquillo por faltas. El Madrid volvía a imponerse por acierto exterior y defensa y dejaba en doce puntos la diferencia al descanso: los locales apuntaban maneras aunque tan solo por minutos y las cosas debían cambiar en el descanso para ver una segunda parte algo mas entretenida.

Tras el descanso los colegiales recuperaban las buenas vibraciones y conseguían, poco a poco, forzar los errores madridistas, pero sin conseguir la racha que volviese a poner el partido apretado: los locales encadenaban una buena acción (rebotes ofensivos o canastas) con faltas de tiro o fallos defensivos, algo que aprovechaban los pupilos de Plaza para mantener una ventaja trabajada en la primera parte. El publico local tampoco cesaba en su afán por reducir la distancia en el luminoso: si bien el Palacio no registró el lleno de una semana antes, la parroquia colegial supo apoyar a los suyos, que gracias a Domen Lorbek (dos triples consecutivos) mantenían la compostura. Los hombres importantes del Real Madrid seguían acumulando faltas: Hervelle llevaba tres faltas en menos de cinco minutos, y la cuarta de Lopez hizo que Tunçeri entrase en pista, con lo que los de Concha Espina perdían fuerza en el timón, aunque ganaban en tiro exterior. Cuando mejor estaba Louis Bullock una inoportuna lesión en su mano le apartaba del encuentro; los locales aprovecharon la situación para intentar una vez mas la remontada, apoyándose en jóvenes valores como Suarez o Javier Beirán: la estrategia funcionó y la distancia volvió a reducirse a seis puntos, algo que no se conseguía desde el primer cuarto. La reacción duró pocos minutos, ya que los visitantes se ponían nueve arriba de cara al último período, pero el público mantenía la esperanza. Plaza actuó con cabeza colocando a Llull sobre Beirán para evitar que el escolta siguiese haciendo daño: el ex del Manresa estuvo activo en defensa, pero las opciones ya no pasaban por las manos de su par. De Pablos cambiaba el planteamiento y apostaba por el juego interior, con un omnipresente Larry Lewis que tomó las riendas en la recta final del encuentro. El de Baltimore, junto con Jasen y Pietrus, levantaron al equipo cuando el Madrid volvía a estar acertado en el tiro exterior; a cinco minutos del final, el entrenador colegial ponía a su quinteto mas fuerte en pista (a Lewis, Jasen y Pietrus se sumaban Lorbek y Sergio Sánchez), los mismos que levantaron el partido ante Unicaja en la primera jornada, para forzar al Madrid a exprimirse al máximo con tan sólo cinco puntos de ventaja. Pero con lo que no contaba el entrenador local era con los nervios de los suyos, esos que hacen que cometas errores torpes, que permiten al rival recuperar la ventaja: seis tiros libres consecutivos para los madridistas devolvían la ventaja madridista por encima de los diez puntos, además de enviar a Pietrus a las duchas. Los árbitros, que habían sido protagonistas durante todo el partido, no querían faltar a la cita del último período, cometiendo errores en ambas direcciones que no hacían mas que retrasar el desenlace del encuentro. Lewis volvía a ser el hombre que redujese diferencias cuando quedaban dos minutos para el final. A partir de este punto llegaban los clásicos nervios, esos que te juegan la mala pasada seas el que está por encima o el que vaya perdiendo: de Pablos ordenaba una zona press que conseguía su objetivo, aunque a costa de enviar a las duchas al capitán Jasen. El problema de la fuerte defensa colegial fue que los visitantes contaban con grandes anotadores desde la linea de 4,60 por lo que las cosas seguían igual. Raül Lopez anotaba un triple providencial que daba la victoria a los madridistas en un partido que los colegiales no dieron por perdido en ningún momento. Tras dos derrotas consecutivas, toca pensar en el rival del próximo domingo, el Polaris World Murcia.


SALA DE PRENSA
Mariano de Pablos (entrenador MMT Estudiantes)

"El partido ha estado marcado por el primer cuarto, como contra los Grizzlies y el Barça; esto nos deja un sabor de boca muy malo, ya que en el resto del partido hemos estado mejor, hemos dado un paso adelante en lo ofensivo con los jugadores nuevos. Ante equipos de este nivel, que nos encontramos a remolque, no podemos fallar y hoy ha vuelto a pasar. Tenemos que reaccionar en este sentido y apelar a nuestro trabajo en el resto del partido: debemos por un lado aprender de lo que hacemos, y por otro agarrarnos a lo que han demostrado durante muchos momentos. Tenemos que dar el 100% durante toda la temporada, sino podemos pasarlo muy mal en este año".
Joan Plaza (entrenador Real Madrid)

"Sigo pensando que la semana pasada, estamos en un proceso evolutivo: es cierto que somos campeones de la pasada temporada, pero apenas hemos podido contar con todos los jugadores entrenando. Sin estar bien hemos ganado, hemos probado nuevas jugadas y por ahora solo nos queda seguir creciendo; no estamos de vuelta, estamos en un proceso de mejora. Estudiantes, a pesar de la derrota, seguirá creciendo: estoy seguro de que pocas victorias se le escaparán en casa. Papadopoulos tiene que seguir trabajando para adaptarse al ritmo de la ACB.".


Noticias relacionadas

España se clasifica para el Eurobasket tras ganar en Holanda (48-65)

España arrancó con cómodas ventajas y apretó el acelerador hasta el fondo para ampliar su renta al descanso

El 'Granca' suma la segunda en Euroliga entre resbalones

Los de Maldonado vencen a Maccabi con nervios al final y un parqué señalado

El colista Buducnost funde a triples al Baskonia

El pabellón Moraca vio la mala cara de los baskonistas

Carroll desactiva al Khimki (79-74)

El estadounidense exhibió su fortaleza anotadora (15 puntos en el cuarto final) para desatascar al Real Madrid en un encuentro que se complicó sorpresivamente a consecuencia de un enfriamiento ofensivo y debilidad defensiva.

Baskonia se enreda y cae ante Fenerbahce

Los vascos aprietan hasta un final de detalles
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris