Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Tres siniestros de la 'España serena'

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
sábado, 20 de octubre de 2007, 01:51 h (CET)
El Ministro de Justicia Mariano Fernández Bermejo, alias “jugaditas”, afirmó, sincero que es él, el miércoles en el Congreso de los Diputados (sede de la soberanía nacional; la soberanía reside en el pueblo español, no en el pueblo vasco, madrileño o extremeño aunque algunos no se den por enterados), rompiendo la estrategia de ocultación de numerosos socialistas, que la puerta para una negociación política con los que acaban de intentar quemar vivo a un escolta afiliado del PP que protegía a un concejal socialista y que recientemente trataron de asesinar a mujeres y niños en una casa-cuartel sigue abierta y será retomada. Al día siguiente el Ministro más lenguaraz del “Gobierno de España”, en un intento de rectificación, no sólo se reafirmó en sus declaraciones sino que, además, arremetió durísimamente contra los medios de comunicación. Medios de comunicación a los cuales este hijo de franquista del “combatimos a los padres y ahora combatiremos a sus hijos” (no me digan que no es de psiquiatra) pretende dar lecciones de ética periodística. Para que luego digan que el bufón de la corte serenísima es el bocazas de Cantabria…

Bernad es un individuo que ha tenido a bien convertir con el beneplácito de los comisarios (qué oportuna la expresión) responsables el museo Guggenheim de Bilbao en una “borrico caverna” al más puro estilo nazi, que es lo que se estila por allí. A día de hoy aún se pueden ver, - enmarcadas en una exposición titulada “Crónicas vascas”, sus fotografías –alguna de ellas muestra el padecimiento de las familias… de los asesinos-. El comentario a pie de foto de alguna de ellas lo dice todo: “militante de ETA”, “fuerzas de ocupación”. Si los más sanguinarios talibane no pueden acudir a deleitarse con la visión de una radiografía del cerebro con dos balas disparadas por el hombre de la paz “Txapote” incrustradas en el cerebro de un en esos momentos agonizante Miguel Ángel Blanco es porque la familia, indignada y sacudida de dolor, se ha negado en redondo.

Arturo Canalda, Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, no ha tenido reparo en unirse al Fiscal de Menores en su campaña para tratar de censurar las imágenes emitidas por Telecinco de “Rafita”, ese señor mayor de edad, que en su día participó en la tortura, violación y asesinato de Sandra Palo. Ese joven cuya “imagen”, según Canalda, debe ser “preservada a toda costa”, describió en el juicio cómo escuchaba el crujir de los huesos de la joven, aún con vida, mientras él y sus amigos hacían pasar un coche por encima de su cuerpo diez o doce veces. Después de haberla golpeado, violado y quemado viva. Los informes médicos son demoledores: el “Rafita” ha aprendido carpintería pero es un psicópata peligroso.

Hasta que Telecinco, haciendo un servicio a la ciudadanía, emitió sus imágenes, el delincuente vivía en Córdoba en un piso de acogida de menores. En el apartamento contiguo vive una familia que tiene una hija de dieciséis años. Hija que, según su madre ha declarado conmocionada al diario “ABC”, tonteaba con el asesino. Y es que los vecinos no sabían qué clase de peligro tenían viviendo al lado. ¿Y a quien quiere proteger Canalda? ¿Acaso a la joven de dieciséis años –menor- que tenía contacto con el psicópata? No. Al criminal. Y sigue en su puesto.

Ahí tienen a tres siniestros personajes de la “España serena” de ZP.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris