Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cartas a un ex guerrillero   -   Sección:   Opinión

Carod Rovira en televisión

Mario López Sellés (Madrid)
Sor Clara Tricio
viernes, 19 de octubre de 2007, 18:57 h (CET)
He seguido con extraordinario interés la intervención televisiva del vicepresidente de la Generalitat de Catalunya, Josep-Lluís Carod-Rovira, en el programa “Tengo una pregunta para usted” y en el transcurso de la misma me he sentido como si, por primera vez en mi vida, se me hubiera dado la oportunidad de oír a un independista explicar públicamente, para todo el país, las razones de su independentismo y sus convicciones democráticas. Es terrible. Hace más de treinta años que hemos enterrado al dictador –a aquel con el que tan plácidamente vivieron tantos españoles como Jaime Mayor Oreja-, hemos superado nueve legislaturas en democracia y hoy me he sentido igual que cuando compareció por primera vez en televisión española Santiago Carrillo para hacernos ver que los comunistas no llevan cuernos.

Las respuestas de don Josep-Lluis a los invitados del programa se me antoja que habrán sido para muchos ciudadanos de este país algo así como una ristra de verdades reveladas que, sin embargo, para muchos catalanes y otros muchos españoles no nacionalistas nos parecen antiguas y dolorosas obviedades ¿Qué se puede decir de unos españoles que desprecian el idioma catalán y quieren obligar al pueblo catalán a seguir perteneciendo a España? ¿Qué se puede decir de unos españoles que acusan falsamente al vicepresidente de la Generalitat de Catalunya de liderar movimientos antimonárquicos violentos? ¿Qué se puede decir de unos españoles que acusan al vicepresidente de la Generalitat de Catalunya de secesionismo antidemocrático? El señor Carod-Rovira puso en evidencia a esos nacionalistas españoles que no quieren una España libre y plural –la real y actual- sino una España nacional, castellana y monárquica por la gracia de dios –la oficial en la época de Franco-. Son los mismos españoles que vivieron plácidamente el infierno del franquismo. Son los mismos españoles que blanden la Constitución hoy como ayer el catecismo del padre Ripalda. Son los españoles que hablan el catalán en la intimidad. Son los españoles de la FAES. Son los héroes de Perejil. Son los españoles de Franco.

Hay otra España en la que muchos españoles y catalanes nos sentiríamos mucho más a gusto. Por ejemplo, la España en la que desde primaria se estudiara también la lengua catalana.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris