Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Refugiados irakíes en Siria

Carles Requena Amadas
Redacción
viernes, 19 de octubre de 2007, 18:57 h (CET)
La guerra de Irak, en su segundo episodio, lejos de remitir o evolucionar hacia cauces más optimistas se hunde con una profundidad lacerante en el caos y en el drama humanitario, y una vez más lo hace ensañándose en la población civil de una forma especialmente sangrienta y cruel. Las milicias criminales se multiplican en Irak y dedican sus esfuerzos especialmente a asesinar y torturar a civiles que no quieren aceptar la segregación sectaria religiosa que propugnan las diferentes facciones.

Mucha gente huye a los países vecinos, y desafortunadamente sólo Siria y Jordania les acogen. Jordania acoge a los refugiados con criterios restrictivos fundamentados en el nivel económico de las familias, y Siria no practicaba restricción alguna hasta ahora, momento en el cual casi 2.000.000 de personas ya han entrado en su territorio buscando refugio.

El impacto económico ya se hace notar en Siria de múltiples maneras. En forma de inflación, o en el colapso en las escuelas, hospitales y otros equipamientos sociales. El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) hace lo que puede para disminuir el impacto de semejante flujo migratorio y ha efectuado ya varios llamamientos dirigidos a la comunidad internacional para llamar la atención ante la crisis que se está produciendo.

Después del cambio de política migratoria en Siria, y la petición de visados a los refugiados iraquíes para entrar en su territorio, una enorme cantidad de refugiados intenta inscribirse en el Centro de Registro de ACNUR de Douma. Este Centro de Registro, ubicado en las afueras de Damasco, realiza la atención a las familias y las refiere a los diferentes dispositivos de apoyo existentes. Ya sea en materia de salud física o mental, alimentación, vivienda o educación. Muchas familias llegan afectadas psicológicamente de forma severa debido a las atrocidades que han sufrido algunos de sus miembros. El ritmo de atención del Centro es de 500 personas diarias y se está dando hora a unas 2000 por semana. Mientras tanto la comunidad internacional NO responde apoyando incondicionalmente al ACNUR.

Desde Payasos Sin Fronteras creemos necesario llamar la atención sobre el drama que se está viviendo y que se va agigantando cada hora que pasa. Por ello queremos sumarnos a la campaña que exige un apoyo decidido por parte de la comunidad internacional y de los países ricos a ACNUR en Siria, para que pueda realizar una labor que además de ayudar a las víctimas del conflicto puede frenar la aparición de más factores de desestabilización en la región.

Noticias relacionadas

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias

La operación

Hace muchos años que un tío mío me explico lo que significa “el metro de la vida”

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris