Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

El nuevo eslogan zapateril: la serenidad

Miguel Massanet
Miguel Massanet
viernes, 19 de octubre de 2007, 00:54 h (CET)
Primero fue el “talante”; después la “paz”, con la que pretendió justificar sus andanzas con los de la ETA; luego, a fines del año pasado, en un discurso cargado de autocomplacencia y desprecio por la oposición, se lanzó al monte pregonando que el año 2007 iba a ser mucho mejor que el anterior y que la “paz” llegaba galopando con una ETA dispuesta a llegar a acuerdos y a convertirse en mansa corderilla, eso sí, cobrando unos saneados salarios y saliéndose de rositas de todas sus maldades anteriores. Vino el Tío Paco con la rebaja y saltó por los aires la T4 de Barajas. El primer gran ridículo de ZP, al que siguió otro, mucho mayor, cuando los etarras decidieron romper las negociaciones y la tregua. Pero este ZP es inagotable, no hay quien le apeé del burro y ahora ha aparecido con una de sus curiosidades semánticas, el vocablo “serenidad”. Si señores, hemos entrado en la época de la meditación y el yoga. España está que arde, pero para el señor ZP todo se arregla levantándose por la mañana y poniéndose a hacer meditación trascendental, como si de monjes budistas se tratara. Mucha serenidad para hablar con Ibarretche; mucha más para afrontar las pitadas y abucheos de los españoles que fueron al desfile (él propio ZP ha reconocido que fueron muchos en una entrevista que le hizo el señor Zarzalejos). Seguramente en las cavernas del PSOE, en uno de las lúgubres aquelarres de la plana mayor del partido, con la presencia de las huríes del cupo femenino y los sátiros Rubalcaba y Fernández Bermejo, todos bajo la presidencia del gran chamán ZP y acompañados por el Rasputín, el maledicente, mal pronunciador y locuaz Pepino Blanco; sujetos a los influjos de la gran bruja y Vice de la Vogue, Fernández de la Vega. Debieron acordar, visto que la marea política estaba revolucionada y que empezaban a pintar bastos de cara a los próximos comicios; que sería bueno que, para sortear el temporal que se les avecinaba, se refugiaran en esto de la “serenidad” como antídoto, calmante y poción adormecedora para la ciudadanía que, mal que les pesase a todos, parecía que estaba despertando del letargo en el que la han tenido pasmada durante estos años, en los que han hecho y deshecho a su albedrío en toda España, sin que nadie pareciera darse cuenta de sus trapicheos.

Seguramente deberá ser fruto de esta reciente “serenidad”, el haberse gastado 580.000 euros en los videos del señor Gore. Un amigo de los progresistas y flamante premio Nóbel. Curiosa la forma de la que el lobby demócrata se ha valido para hacer del perdedor de las últimas elecciones presidenciales norteamericanas, un propagandista de los demócratas con la excusa del cambio climático. Curioso que este multimillonario cobre de doscientos a doscientos cincuenta mil dólares por dar una conferencia, y fantástico que todos los resortes de Hollywood, los artistas millonarios demócratas, presionaran hasta conseguir que se le concediera el Oscar a su documental que, según un juez británico, no debe mostrarse en las escuelas inglesas por ser tendencioso políticamente y tener contabilizados al menos nueve errores científicos. En Europa, que nos las damos de listos, los del premio Nóbel han caído en la trampa y los progres,( tan enemigos de los EEUU y tan amigos los enemigos de Bush) han conseguido, una vez más, desacreditar el ya bastante devaluado premio, otorgándoselo a un oportunista que, por cierto, es el primero en no creer, cuando se trata de su vida particular, en lo que predica.

También requiere de mucha “serenidad” el tener que rectificar, aparatosamente, de sus declaraciones en las que afirmaba que la crisis económica de las hipotecas no iba a llegar a España. Debe, sin duda, ser muy duro tener que reconocer que los ciudadanos de a pie teníamos razón cuando no comulgábamos con su optimismo y el del señor Solbes, y anunciábamos que no tardaríamos en padecer sus consecuencias. Si las hipotecas en el mes de Agosto descendieron en un 14 % y una serie de importantes empresas constructoras empiezan a tener apuros financieros que les han obligado a vender solares para conseguir liquidez y si los bancos han encarecido los créditos y cerrado las espitas a muchas de estas inmobiliarias; no será porque ni los unos ni los otros se hayan vuelto locos, sino que la anunciada crisis de venta de viviendas nos está empezando a afectar, quiera o no reconocerlo nuestro señor Presidente. En todo caso no deja de ser aleccionador el hecho de que haya tenido que salir en ayuda de las constructoras, para pedirles a los bancos que no les cierren los créditos. Claro que es lo mismo que pedirle peras al olmo, porque el negocio bancario requiere que cuando las cosas van mal dadas se restrinjan los riesgos y no, porque el señor Zapatero se ría de los avisos de las autoridades monetarias europeas y diga que “ están un rato equivocadas “, los banqueros se vayan a chupar el dedo y se dejen influenciar por este Pinocho de la economía que es el señor Rodríguez Zapatero y su servil Vicepresidente, el señor Solbes que, dicho sea de paso, parece mentira que haya permitido que le obliguen a hacer semejantes papelillos.

Y, finalmente, también se requiere mucha “serenidad” para pretender hacernos tragar que el lehendakari se ha comido con patatas su programa. Es evidente que el señor ZP continúa pretendiendo mantener viva la fracasada negociación con los etarras y, por ello, no quiere cerrar los puentes con el PNV de Ibarretche. Seguramente todo es una escenificación para que, de cara a los electores, ZP aparezca como un nuevo Cid Campeador dispuesto a “sostenella y no enmendalla”; pero bajo este escenario y detrás de las bambalinas lo más probable es que hayan hablado de lo que ya insinuó Zapatero, o sea, que habló otra vez de que todos los vascos se pongan de acuerdo ¿Para qué?, ¿quiere esto decir que si se ponen todos de acuerdo en pedir la independencia, en virtud de esta “serenidad”, se les va a conceder? Porque, ¿tanto le cuesta al señor Presidente decir alto y claro que todo se ha acabado y que nunca más se volverá a negociar con la banda terrorista? Señores, si Zapatero se cree que, una vez más, nos va a llevar al huerto está equivocado. ¡Basta ya de engaños! Y, por si fuera poco, sus sicarios presumen que se cumplen a rajatabla las leyes. Serán las que les convienen a ellos, porque, lo que es la Constitución, se la están pasando cada día por el forro de los pantalones. Por cierto ¿qué le pasaba a la de la Vogue cuando en el desfile del 12 de octubre estaba tan excitada vapuleando a la señora Emilia Casas, Presidenta del TC? En realidad parecía tenerla asustada y encogida? ¿Tanto poder tiene la Fernández de la Vega sobre el TC? o, mejor dicho, sobre los magistrados socialistas del TC, que se puede permitir, en público, dejar como chupa de dómine a la señora Casas. Si teníamos alguna duda al respeto ya ha desaparecido. Aquí, señores, ¡hay tomate!

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris