Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

El regreso de la momia

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 18 de octubre de 2007, 03:54 h (CET)
Ciertamente desde el Partido Popular le van dando la razón a todos aquellos que relacionan, relacionamos, la actitud patriotera de la derecha con todo aquello que conformaba el Espíritu Nacional y como no, lo que era la esencia de la Dictadura franquista.

La actitud del PP, su forma de actuar, bandera e himno nada más, encaja perfectamente dentro de la Ley de Responsabilidades Políticas firmada por Franco en 1939 y que en su artículo primero dice: “Se declara la responsabilidad política de las personas, tanto jurídicas como físicas, que, desde el primero de octubre de 1934 y antes del 18 de julio de 1936, contribuyeron a crear o a agravar la subversión de todo orden de que se hizo víctima a España y de aquellas otras que, a partir de la segunda de dichas fechas, se hayan opuesto o se opongan al Movimiento nacional con actos concretos o con pasividad grave”. Sabido es que era delito el no saludar a la bandera o no mantener “impasible el ademán” cuando sonaba la Marcha Real, el Oriamendi o el Cara al Sol, los tres himnos oficiales de la Dictadura. Cuando desde el PP avisan de que solamente ellos son españoles, de que solamente ellos respetan a la bandera, están recordándonos que todos los demás estamos contrayendo “responsabilidades políticas” y por tanto no respetando la ley.

Bocadillos de bandera e himnos se repartían por doquier en la época franquista. El que canta sus males espanta. Y males, terribles males, eran el hambre, las calamidades, la represión, la falta de libertad y la carencia de lo más necesario para subsistir. Pero eso el franquismo lo solucionaba obligando a los niños, los más afectados por esas carencias que provocaban el hambre, a cantar y a resaltar con esos cantos las excelencias de lo bueno que tenía su dictadura. Como antes he dicho: El que canta sus males espanta.

Franco nos asustaba con aquellos terribles relatos sobre la horda roja. Lo mismo que ahora está haciendo el PP por que cien o doscientos descontentos queman la bandera y fotos del Rey. Cien o doscientos de un total de 44 millones de españoles que somos. Aunque por lo visto españoles, lo que se dice españoles, solo son los diez millones que votaron al Partido Popular. EL PP quiere llevarnos al pasado y esa actitud nos lleva a pensar en el regreso de la momia.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris