Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

El Gobierno ciego ante el desmadre de Euskadi

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 18 de octubre de 2007, 03:54 h (CET)
¿Qué está ocurriendo en el país vasco? A juzgar por los pocos comentarios que hace el Ejecutivo podríamos pensar que en aquellas tierras del norte no está sucediendo nada anormal. Y es cierto, dado que allí lo normal es lo anormal y viceversa. Pero si nos molestamos en echarles un vistazo a los periódicos observaremos que no hay día en el que no haya algún suceso que relatar; y no son, precisamente, simples hechos anecdóticos como accidentes de tráfico o pequeños hurtos, no, allí están sucediendo cosas graves: alborotos y destrozos de mobiliario urbano, roturas de cajeros e incendios de autobuses de viajeros. Sin embargo, tenemos a un señor Zapatero que ha perdido el habla; una Vicepresidenta que mira hacia el otro lado, más dedicada, con sus cómplices, el señor López Garrido y el inefable Pepiño Blanco, a echar basura dialéctica sobre el PP; quizá convencida de que, si se pasan por alto aquellos “accidentes”, según el especial vocabulario de ZP, quizá la población se olvide de ellos y puedan pasar desapercibidos por estos ciudadanos que prefieren vivir en plena Babia.

Es evidente que los etarras no están por la labor de darle tregua al Ejecutivo una vez que éste, no por propia voluntad, por supuesto, sino obligado por las circunstancias y por la bofetada recibida de ETA –cuando esta decidió romper la tregua unilateralmente –, está intentando salvar los muebles ante una ciudadanía que contemplaba atónita como el castillo de naipes que había erigido el señor Rodríguez Zapatero con su “plan de pacificación” se desmoronaba aparatosamente sobre su propia cabeza. Un cambió repentino de táctica y decidió mostrase firme contra la banda terrorista. Empezó a mover sus peones (Juez Garzón, policía, fiscales etc) para hacer lo que nunca debiera haber dejado en el olvido, es decir: perseguir a los criminales como lo estuvo haciendo, implacablemente, el señor Aznar. Pero nadie se lleve a engaño, porque ZP continúa con sus ideas negociadoras. Ahora, porque están a la vista las elecciones, no le conviene dar señales de debilidad, pero si gana las elecciones (espero que no), ya dispondrá de libertad absoluta para llevar a cabo su plan de legalizar a ETA y desmembrar lo que queda de España.

Les ha venido muy bien que los de Carot se dedicaran a quemar efigies de los reyes y que la gente se pierda en el tema de las banderas, para desviar la atención del máximo problema latente, que es el señor Ibarretche y sus planes independentistas. La Kale Borroca actúa con total libertad; hay graves enfrentamientos de independentistas con la ertzaintza en San Sebastián en su festival “antifascista” (quienes serán ellos para tachar de fascistas a los demócratas cuando ellos son los que utilizan las técnicas más fascitas que se pudieran imaginar). Pero vean ustedes cuales fueron los grupos que se opusieron a una manifestación falangista que estaba prevista para las cinco de la tarde en la Avenida del Boulevard. A los independentistas se les añadieron los grupos de gays y lesbianas EHGAM ( se apuntan a cualquier evento con tal de desmelenarse y mostrar lo horteras e indecentes que pueden llegar a ser); el sindicato LAB; la CNT ( cuándo dejarán de incordiar estos sucesores de las patrullas de carniceros de la Guerra Civil)Gazte Komunistak; Batasuna y ANV ( dos grupos distintos y un solo ETA verdadero) y algunas asociaciones extranjeras, quizá para recordar a las Brigadas Internacionales que los comunistas usaron en la Guerra Civil como carne de cañón ante las tropas de Franco. Un conjunto heterogéneo, pero unido por su odio hacia lo que representa España, el orden y la democracia.

Lo curioso es que este Gobierno, que no tuvo reparos en negociar con los terroristas y que, por lo visto, tampoco los tiene ante esta situación de desconcierto y terrorismo callejero en el País Vasco; parece que dedica todos sus esfuerzos a hacer ver que está dispuesto a exterminar a ETA y, sin embargo, no hace nada para pararle los pies al lehendakari señor Ibarretche que les ha puesto ante la tesitura de aceptar sus peticiones o jugarles el órdago de un referéndum inconstitucional para el año próximo. Al parecer se olvidan de que es la propia Constitución de 1978 la que tiene previsto, para casos como el que se da en las tierras vascas, un remedido contundente y que, no obstante, parece que el débil y acomodaticio Rodríguez Zapatero teme o repudia emplear. El artículo 155 de la Carta Magna fija taxativamente que: “ Si una comunidad autónoma no “cumpliere las obligaciones de la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de “forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo “requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser “atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las “medidas necesarias para obligar a aquella al cumplimiento forzoso de dichas “obligaciones o para la protección del mencionado interés general”. Más claro agua.

Si lo que ocurre en las Vascongadas no es suficientemente grave para que el Gobierno del PSE se valga de tal disposición, ¡habrá que ver lo que se precisa para que se use dicha norma constitucional! Que no nos salga al señor López Garrido haciéndose el defensor del ordenamiento jurídico y del Estado de Derecho; que se calle la señora Fernández de la Vega cuando acusa al PP de apropiarse los símbolos nacionales y que presenten sus dimisiones, ipsofacto, los señores Rubalcaba, Fernández Bermejo y el Fiscal General señor Conde Pumpido, si no son capaces de ver, en los acontecimientos de Vasconia y Navarra, causa suficiente para incoar un expediente contra Ibarretche y los suyos por traición a la nación española. No debemos olvidar que el señor lehendakari ya es reincidente y que está encausado por el TSJV por reunirse con los terroristas. La lenitud del Ejecutivo en estas materias está rozando el delito de perjurio porque, si no recuerdo mal, cuando accedieron a sus cargos juraron o prometieron respetar y hacer respetar la Constitución, en la que, por cierto se habla de la unidad de España. Pero ¡váyales usted a estos socialistas, maestros del oportunismo y de la mentira, a pedirles que cumplan sus promesas! También prometieron atenerse al Pacto Antiterrorista y a la Ley de Partidos y observen ustedes como lo han cumplido, ¡a su manera y según les convino! Luego que se muestren ofendidos y reivindiquen su españolidad cuando el PP les saca las vergüenzas y les pide cuentas por sus desmanes. No deben temblar cuando la derecha les echa en cara su traición a España ni cuando les afea su concomitancia con los separatistas y terroristas; no, cuando deberán temblar será cuando los españoles visitemos las urnas ¡allí será el llanto y el crujir de dientes!

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris