Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Rigor científico u oportunidad política?

Xus D. Madrid (Palamós)
Redacción
martes, 16 de octubre de 2007, 23:13 h (CET)
Ante la concesión del Premio Nóbel de la paz al ex presidente de los Estados Unidos, Al Gore, por su propaganda, catastrofista y neomalthusiana, sobre el cambio climático, me atrevo a hacer dos preguntas a los lectores que, como yo, su edad pasan del cuarto de siglo. ¿Se recuerdan de la guerra de las galaxias? y ¿de lo que iba a pasar con la capa de Ozono?. Ante este caso les recomiendo tener en cuenta las tesis del libro "Guía políticamente incorrecta del calentamiento global" de Christopher C. Horner. Además de mostrar que no hay consenso científico sobre el calentamiento global es un esclarecedor y documentado ensayo sobre uno de los temas más candentes y de mayor repercusión mediática en estos momentos. Tras una aparente uniformidad, C. Horner pone de manifiesto la ausencia de consenso científico sobre el tema, y denuncia lo que a su juicio son campañas de tergiversación y de ocultación de datos.

Algunas de las tesis que C. Horner defienden son:

-Solo una minúscula porción de los gases de efecto invernadero son de emisión humana, y no está demostrado que el CO2 sea el causante del calentamiento.

-El clima siempre está cambiando, con o sin influencia humana.

-Las tormentas, temporales y huracanes no son más fuertes ni más frecuentes que en el pasado.

-El Medioevo fue significativamente más cálido que hoy, y fue una edad dorada para la agricultura, la innovación y la expansión de la vida.

-El polo norte se está calentando, pero el polo sur se está enfriando. Las mediciones de temperatura no indican tendencias "globales".

-Aún así, si aceptáramos el método de "las temperaturas medias", lo que se ha producido es un descenso de las mismas desde 1998.

Suponemos que con el premio a Al Gore, el Comité del Nóbel no ha tenido en cuenta el rigor científico sino la oportunidad política.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris