Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Entrevistas

'Los políticos actuales son responsables de la siembra del odio entre la población'

Pedro Ruiz, escritor y artista
Redacción
miércoles, 20 de febrero de 2008, 01:00 h (CET)
Él mismo se define como un personaje inabarcable. Y no es para menos si repasamos su currículum: escritor, director de cine, cantante, actor, comunicador..., en definitiva, un artista que no ha querido dejar de lado ninguna faceta del espectáculo. Ya sea en la televisión, en el cine o en el teatro, Pedro Ruiz lleva décadas sobre el escenario con el objetivo de transmitirnos su peculiar manera de ver el mundo.

Siempre polémico por su sarcástico humor, en su vuelta no ha decepcionado. Esta semana estrena en Madrid su último espectáculo: “Pandilla de mamones”, una obra teatral definida por el propio Pedro Ruiz como un “todólogo”. Además, continúa haciendo televisión detrás de las cámaras de Telemadrid con “El siguiente”, un programa humorístico con una fórmula innovadora, aunque mantiene la esperanza de volver a una televisión estatal.




Pedro Ruiz en una conferencia. /
www.pedro-ruiz.com

Daniel Sanabria / SIGLO XXI

¿Cómo se encuentra Pedro Ruiz en este momento de su vida? ¿Con qué inquietudes?

En mi vida hay una inquietud fundamental y es cuidar de mi madre que tiene una enfermedad. El 80% del tiempo lo dedico a estar con ella y el 20% del tiempo restante trabajo y hago lo que puedo. Desde el punto de vista profesional tengo la cabeza muy despierta y algunas puertas no abiertas.

El próximo jueves llega a Madrid “Pandilla de mamones”. Usted que es el ideólogo de este espectáculo, ¿Cómo le surgió esta idea y como la definiría?

No soy el ideólogo. He hecho muchos espectáculos de este corte, he sido el pionero en este tipo de trabajos, que no sólo es humorístico. No se puede definir, no es un monólogo. Tiene todos los matices: esperpento, actualidad, parodia, provocación, ternura, música en vivo..., más que un monólogo es un “todólogo”. Salgo solo al escenario, pero también está Toni Olaf Savater, que era el director de la orquesta de “La noche abierta”, y hay miles de cosas que interactúan conmigo.

Es el decimoséptimo espectáculo unipersonal en su carrera, ¿Cómo hay que prepararse para rendir durante dos horas seguidas en el escenario siendo el único actor?

Es un espectáculo donde la exigencia es máxima, tanto en el plano intelectual como en el vocal. Son 60 espectáculos en uno, donde cambia todo: la textura de la voz, la sensación del público..., es una fatiga pero una gran satisfacción.

En el contenido de “Pandilla de mamones” fusionas todas tus materias artísticas: cantas, hablas, haces humor, ¿qué se va a encontrar exactamente el espectador que acuda al teatro?

Sin querer parecer arrogante, se va a encontrar todo, como han dicho y dicen que salen del espectáculo sin poder explicarlo. No se puede resumir en una definición.

Han dicho de “Pandilla de mamones” que es un espectáculo muy valiente, ¿tanta cera reparte usted sobre el escenario?

A todos nosotros. No es un espectáculo que agreda a nada, nos reduce a todos a la nada, que es lo que somos. Todos somos la futura nada. Como se dice en un rótulo, “la mayor provocación es la realidad”. Nadie ha muerto en un teatro, a nadie le han robado en un teatro, a nadie le han traicionado en un teatro..., eso ocurre en la calle.

Como artista, ¿Considera que se deberían hacer más espectáculos de este estilo?

Considero que cada uno haga lo que le parezca, este camino que yo tomé es muy singular. Hay que gastar mucha energía, te abre muchos corazones y te cierras muchas puertas.

¿Qué siente Pedro Ruiz y qué se le pasa por la cabeza antes de subir al escenario en cada función?

En cada función se me pasa una frase: “¿Por qué me meto en estos líos?”. Porque es muy difícil salir a hacer un espectáculo de esta naturaleza donde hay 300 personas viéndote, incluso más que hacer un programa de televisión donde te ven 20 millones. Da más vértigo hacer teatro ante 500 personas, porque el verdadero vértigo está en el teatro.

El crítico Gonzalo Pérez de Olaguer del Periódico de Cataluya, y otros muchos, le definen como un ‘showman’. ¿Está de acuerdo con esa acepción para su persona?

Hay que ponerle nombres a las personas. Agradezco a Olaguer esas definiciones y otras, está bien que exista el contraste. Soy un personaje inabarcable, aunque no quiero ser pedante. No por la calidad de lo que pueda hacer, sino por la cantidad de inquietudes.

Además de este proyecto, ha iniciado una nueva aventura en Telemadrid con “El siguiente”, ¿Qué estilo de programa es?

Es una fórmula nueva, que tiene que encontrar su sitio en la aceptación del espectador. Vamos a ver qué ubicación le encontramos. Exige un gran guión, y la base son unos buenos actores que pasan por la silla de un psicoanalista. Es un programa por donde pasan personajes diferentes. Requiere muchos contenidos.

¿La finalidad de “El siguiente” es la audiencia, la crítica, la diversión...?

La finalidad es un poco de todo. Se buscará la audiencia y espero que lo aguanten porque es una fórmula muy innovadora. Tiene que acostumbrarse a la gente.

¿Nos puede hacer un avance del tipo de personajes que pasarán por “El siguiente”?

De momento van tres emisiones. Cabe toda la sociedad si la fórmula cuaja: alguien que tenga la manía de la limpieza o alguien que ha matado a Kennedy. Hay un militar gay, una vidente, una cotilla que dice no ver la televisión del corazón pero que sabe todo de ese asunto, una mujer que dice que engorda por los nervios, un envidioso, un constructor corrupto, un obsesionado con que nos vigilan, un abducido por los marcianos, una niña guapa y tonta que quiere triunfar en televisión sin talento. También un independentista andorrano que canta las excelencias de la independencia hasta la idiotez. Un broker que no tiene tiempo para su vida familiar...

¿Es una crítica del tipo de personas que abundan en nuestra sociedad?

Es una macedonia de tipos de sociedad. No es necesario que al día siguiente salgan los mismos que el día anterior. Las personas que salen un día pueden no salir mañana y salir otras nuevas. Requiere mucho trabajo. Consta de que el espectador lo entienda y le coja gusto.

¿Qué proyectos de futuro tiene Pedro Ruiz aparte de estos dos espectáculos?

El gran proyecto es cuidar a mi madre, y si hay alguna conversación cierta y creíble con alguna televisión estatal, ir a la tele, pero a una tele digna. Volver a dirigir cine. El cine me gusta mucho, y si pudiera en una televisión de calidad, con divertimento y libertad, lo cual no quita la elegancia, me apuntaría. Pero las conversaciones no van bien. Me he visto tres veces con el director de TVE, Javier Pons, y no ha habido acuerdo, aunque han sido conversaciones cordiales. Estamos a las puertas de unas elecciones, y eso influye.

En su propia página web dice que no ha trabajado en los últimos años en televisión por la influencia y el poder de las productoras y los partidos políticos.

Hace cuatro años que dejé “La noche abierta”, de forma personal. Fue una decisión mía y en estos tres años y medio no he pisado TVE ni como invitado. Se han producido dos situaciones donde se ha evitado mi presencia: una la denuncié ante el defensor del pueblo, pero esa animadversión ha desaparecido, aunque sigo sin pisar la casa porque los programas que hay son frívolos y no iría. Y también porque no hay un escaparate donde sentarse y hablar con alguien. En todo caso, estoy acostumbrado.

Una de política, ¿cómo ve la actualidad política o la situación actual que atraviesa España?

Lo primero, la política hubo un momento que producía pasión, después produjo asco, y ahora produce aburrimiento. Aburrimiento que no sería peligroso si no fuera por lo que se están jugando de nuestras vidas. Creo que buena parte de los políticos actuales son insensatos responsables directos de la siembra del odio entre la población, camuflando sus intereses de ideales. Creo que la sociedad española está en un punto extremadamente peligroso, y no es por culpa de ella, sino por lo que desde arriba les está chorreando.

Yo no he votado nunca, pero si mi admirado y querido Adolfo Suárez recuperara la cabeza, seguramente preferiría dormirse.

En la faceta de Pedro Ruiz cantante, ¿Qué novedades nos puede contar?

La sigo cultivando. Acabo de grabar un disco: “La mar de cosas”. Es un disco de once canciones ejecutadas con sencillez al piano, y muy pocos arreglos. Son once monólogos y se llama “La mar de cosas” porque entre canciones suena el mar. Tenemos la intención con Emi, la productora del trabajo, de que aparezca por una vía no convencional porque no quiero competir ni estar en el mercado por muchas razones, porque sé como está el mercado y conozco las contraindicaciones de este trabajo que realizo desde que tengo 18 años. En todo caso, no pretendo imponer mis actividades, lo único que intento es impedir que alguien me imponga que no pueda realizarlas. Como diría mi amigo Camilo José Cela, “hasta ahí podíamos llegar”.

Noticias relacionadas

Conociendo a ... José María Gasalla

"El ser humano no está hecho para estar equivocandose constantemente. "

Rajoy asegura que se responderá “con total firmeza” al desafío independentista

“Nadie va a liquidar la democracia”

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris