Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Con el telar a cuestas  

Servidor, un mosaico, cada día distinto, incompleto

Ángel Sáez
Ángel Sáez
martes, 16 de octubre de 2007, 23:13 h (CET)
“Llorar, sí; pero llorar de pie, trabajando; vale más sembrar una cosecha (nueva) que llorar por la que se perdió”. Alejandro Casona

En Algaso (territorio fabuloso, trasunto de mi patria chica, Tudela), capital de la ribera ibera de Navarra, y en Bastión (ídem, Pamplona), capital del susodicho reino (donde hay Baluarte y ciudadela), cuyos pros y contras, virtudes y vicios, sujetamos y predicamos por doquier, sobre todo, cuando nos da por cruzar y dejar atrás sus mugas, está muy, pero que muy mal visto y olido, y aun peor escuchado y degustado, cambiar de opiniones, ideas o criterios y, correspondientemente, mudar de almario, argumentario, ideario e/o ilusionario. Quiero decir y dar a entender que, si cada quien (apellídese Unamuno –o no-), hijo de vecino o cual (lleve el sobrenombre –o no- de Otramotro) piensa lo que piensa, o cree lo que cree, no puede, por ningún concepto habido ni por haber, dejar de pensar o creer tal cosa, eso mismo, hasta que sus seres más allegados y queridos, deudos o amigos, coloquen el ataúd que contenga los restos mortales de su cuerpo exánime sobre el túmulo o catafalco, donde los sobredichos, seguramente, rezarán un responso, en memoria del fallecido, por haber sido consecuente (con sus propias ideas o credo) a machamartillo o a rajatabla, hasta la tumba, nicho o urna funeraria.

De nada (positivo) le hubiera servido al occiso desdecirse (en público o en privado). Es más; tengo para mí que, cantar la palinodia, reconocer que hasta entonces había vivido en el error, sólo le hubiera acarreado, deparado, proporcionado, supuesto o traído al finado consecuencias garrafales, corolarios funestos; pues, por razones ignotas, la retractación suele volverse en contra de su autor, a la guisa o manera de un bumerán.

Sin ninguna duda, sería estupendo que todos, absolutamente todos, sin excepción, nos corrigiéramos a diario, reprendiéndonos, según fuera preciso o necesitáramos. Servidor tiene la sensación refractaria y hasta la certidumbre renuente, apodíctica, de ser cada día alguien distinto, nuevo, un mosaico de infinitas teselas, sí, y, por ende, imposible de completar.

Hace algún tiempo, subrayé y recogí en uno de mis dietarios las siguientes palabras que tuvo a bien urdir Fernando Aramburu: “Convendría, por higiene, cambiar de ideas, de convicciones, de principios, como se cambia uno de ropa interior. Quien profesa una ideología durante largo tiempo termina ensuciándola, no me hagan decir con qué”. Y es que, como dijo y dejó escrito en letras de molde don Miguel de Unamuno y Jugo, “si tú no te perdonas, no te perdona (ni) Dios”.

Noticias relacionadas

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill

Todos ellos dicen NO al Especismo

A algunos ciudadanos en China: Perros y Gatos también aman sus vidas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris