Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Bandera, bandera, bandera

Pascual Mogica
Pascual Mogica
martes, 16 de octubre de 2007, 23:13 h (CET)
En España hemos pasado dos épocas en que el negro ha sido el color que ha privado en todo lo concerniente a las libertades y al progreso. Dos épocas, una que duró 40 años (1936-1975) y otra que afortunadamente fue más corta (1996-2004) en la primera gobernaba un dictador apoyado por la derecha más dura y rancia y en la segunda otro dictador frenado por la Constitución, una norma que él rechazó, que agrupaba a todas las derechas que existen en España. Me refiero, claro está, a Franco y a Aznar.

Ahora ha surgido, circunstancialmente, otro líder en la derecha, Rajoy, que nos quiere pintar un mundo de color, rojo y amarillo, pero igualmente retrogrado y dictatorial. Los españoles hemos pasado por otras dos etapas (1982-1996) y desde 2004 hasta hoy, en las que hemos visto que no se nos hablaba de colores, se nos hablaba de libertad y de justicia social, y en esas etapas pudimos comprobar como se universalizaba la atención sanitaria para todos los españoles, como el sistema educativo en lo concerniente a las enseñanza obligatoria era gratis para todos sin excepción, como todos los españoles podían gozar del cobro de una pensión, como se reducían y se reducen las diferencias sociales, como España se integraba en la Unión Europea acabando con ese aislacionismo a que nos había llevado el sectarismo del dictador y de la derecha que le apoyaba y por tanto situando a España donde siempre debió estar y nunca debió salir y como se consolidaba la Democracia, y por tanto el régimen de libertades, en nuestro país.

Pueden dar a entender desde la derecha reaccionaria, su actitud así lo pone de manifiesto, que si ganan las próximas elecciones harán que la bandera sea respetada, cuando son ellos los que no la respetan levantando un falso debate sobre el respeto a los símbolos de España, los españoles, todos, salvo pequeños grupos insignificantes por su número, respetamos la bandera constitucional porque su significado está dentro de esa Constitución que todos aprobamos, menos algunos como Aznar, que nos llamaron de todo a los que dimos nuestro sí mayoritario a la Carta Magna.

En cualquier caso, me alegro de que haya habido gobiernos como fue el de Felipe González y ahora el de Zapatero, que hayan tomado como bandera a los españoles dándoles libertad y justicia social. Esa debe ser la insignia que debe lucir un Gobierno. Ya tuvimos demasiada bandera durante cuarenta largos y negros años y nada de libertad, de justicia social, de igualdad y de solidaridad. Bandera, bandera y más bandera. Más pan y menos manteles.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris