Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Memoria histórica

Juan Escribano (Madrid)
Redacción
lunes, 15 de octubre de 2007, 21:51 h (CET)
La Ley de Memoria Histórica que ya se ha comenzado a debatir en el Congreso, se parece a la parrala, (quien no sepa que es la parrala que le pregunte a su abuelito) pues unos dicen que si, que esta ley servirá para rehabilitar a media España y, contribuirá a una convivencia armónica entre los españoles y, otros aseguran que no, que servirá para enfrentarnos a un más de lo que ya estamos, y yo digo, ¿qué necesidad había de esta ley? cuando dijimos si a nuestra Constitución, que nació, no lo olvidemos, del sacrificio y generosidad de las cortes franquistas, ya lo hicimos para que los españoles pudiéramos vivir en paz unos con otros, y hasta el 14 de marzo de 2004 el espíritu de la Constitución ha funcionado bastante bien, como ejemplo podemos citar que don Santiago Carrillo perdió sus alias (“carnicerito de Paracuellos” y “marqués de Paracuellos”) se le quitó la peluca, se le sentó en un escaño del parlamento y, se le pagó un sueldo estupendo con el dinero de todos los españoles, sin que nadie se rasgase las vestiduras por ello, incluso se le ha llegado a nombrar doctor honoris causa de una universidad.

Esta Ley, según es mi parecer, no es más que un infantilismo de nuevos ricos con delirios de grandeza, pues, ¿a quien se le ocurre querer cambiar la historia basándose en decretos leyes? Como si esto pudiera suceder, la historia es la historia, y la maldita guerra que los socialistas empezaron en 1934 revelándose contra la República, la perdieron las izquierdas, y barbaridades se cometieron en los dos bandos, antes, durante y, después de la guerra.

A mí, esta ley me recuerda el funeral del padre de un amigo mío, en vida, fue una mala persona, pero en su velatorio lo que oía de él me llevo a preguntar a mi amigo –oye, esto que oigo ¿es de tu padre o del muerto de al lado? – mi amigo me respondió –hombre, algunas veces tenía cosas no tan malas- pues eso, ya teníamos asumido que tanto en un bando como en otro, algunas veces había cosas no tan malas, pero esta ley ha venido a recordarnos la quema de conventos e iglesias, la matanza de hombres mujeres y niños por el solo hecho de decir misa unos y, de ir a misa otros, antes y durante la maldita guerra.

El próximo día 28 del corriente mes, en la plaza de San Pedro, en la Ciudad del Vaticano, se van a beatificar 498 españoles asesinados en la maldita guerra civil, el terrible delito de estos mártires fue el no querer hacer apostasía de su fe, en esa irresponsable Ley ¿se incluirán a estos españoles? Digo yo que también forman parte de la memoria histórica ¿no?

El ambiente de enfrentamiento que estamos viviendo, a mí al menos, no me parece nada halagüeño, por lo que me han contado, cada día se parece más a los tiempos y sucesos que precedieron a 1934 y 1936. A quienes tienen responsabilidades de gobierno en nuestra Patria, les pido que mediten un poco, que reflexionen, y vean cuanta razón lleva Joan Maragall doliéndose con estos versos.

Jo vull parlar-te—molt altrament. / Per què vessar la sang inútil?/ Dins de les venes—vida és la sang,/ vida pels d’ara—i pels que vindran:/ vessada és morta.

Al señor ZP, se lo puede traducir el señor Montilla, o José Luis Pérez Diez, mas conocido cono Carod Rovira.

Una última cosa. La banda criminal ETA y todo su entorno es de izquierdas, la extrema derecha, el día 12 renuncia a su manifestación en San Sebastián para evitar líos.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris