Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Invitación a don Mariano Rajoy a que abandone la política

Mario López Sellés (Madrid)
Mario López
lunes, 15 de octubre de 2007, 21:51 h (CET)
Independientemente de que muchos españoles disintamos de las críticas acerbas que la derecha prodiga al presidente del Gobierno quien, con sus luces y sus sombras, desde el punto de vista de muchos de nosotros está desarrollando una labor positiva y, sobre todo, en un tono respetuoso y sereno, lo que hay que decir bien alto y claro es que el comportamiento de todos aquellos que le abuchearon durante los actos conmemorativos de la fiesta del doce de octubre no es más que una lamentable demostración de la peor educación. Si un ciudadano quiere mostrar públicamente su legítimo orgullo de ser español, no puede abuchear a su presidente del Gobierno delante de las más altas autoridades de España y de los países invitados a una fiesta cuyo único fin es unirnos en el sentimiento nacional español –tal y como cada uno lo quiera interpretar- y alimentar la conciencia de nuestra hispanidad, mezclándonos en la fiesta con ecuatorianos, argentinos, colombianos, guatemaltecos, mexicanos, peruanos, chilenos, uruguayos, costarricenses, salvadoreños, paraguayos, bolivianos, panameños, dominicanos, hondureños y cubanos. Y no blandir la bandera de España exclusivamente ante el desfile militar. No debemos olvidar, como ha hecho el señor Rajoy, que el doce de octubre no sólo se celebra la Fiesta Nacional de España, sino también el Día de la Hispanidad -Real Decreto 3217/1981-.

El señor Rajoy debería hacer examen de conciencia y reconocer que está haciendo una muy mala gestión de la responsabilidad que le ha tocado asumir por delegación de varios millones de españoles. Y si, como debiera de hacer, acepta que no está sabiendo estar a la altura como jefe de la oposición, comprendería que no puede esperar que nadie medianamente sensato le ceda la responsabilidad de presidente del Gobierno. Don Mariano tiene ahora una muy buena oportunidad de demostrarnos que si bien no sirve para estar en política, al menos tiene el suficiente coraje para abandonarla en beneficio de sus compatriotas. Puede estar seguro de que ni Faustino Rodríguez San Pedro ni Zacarías de Vizarra estarían hoy orgullosos de él. Y si don Mariano no sabe quienes fueron esos dos señores, lo que tiene que hacer es estudiar Historia de España, pues estoy hablando de dos hombres que tienen mucho que ver con el Día de la Hispanidad.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris