Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Rajoy y la Fiesta Nacional

Mario López Sellés (Madrid)
Mario López
domingo, 14 de octubre de 2007, 00:58 h (CET)
El líder de nuestra leal oposición, don Mariano Rajoy, se ve que no tiene claro llegar a presidente del Gobierno y se ha lanzado a oficiar como Jefe de Estado. Hoy ha realizado un discurso institucional, cual si fuera don Juan Carlos, convocándonos a todos los españoles a celebrar con entusiasmo la Fiesta Nacional. Y no se refería a los toros sino a la Fiesta de la Hispanidad del 12 de octubre. La misma que se celebra en todos los países de Sudamérica y en la plaza de Colón de Nueva York. Aprovechando el discurso, don Mariano nos ha revelado muy pedagógicamente –cual si de una clase de Educación para la Ciudadanía se tratara- que tenemos una bandera y somos una Nación.

Agradeciéndole sinceramente su esfuerzo por intentar ilustrarnos sobre quienes somos y qué símbolos nos representan, le diría a don Mariano, con la mayor humildad, que se leyera algún libro de protocolo donde pudiera ilustrarse sobre quién tiene la prerrogativa de pronunciar discursos institucionales de esta naturaleza. También le recomendaría que estudiara un poco la historia del día de la Hispanidad y que reflexionara de paso acerca del papel que en él juegan los países hispanoamericanos que tan poco respeto le merecen. Finalmente, le aconsejaría que estuviera ojo avizor de los tejemanejes que se traen entre manos sus compañeros de viaje. A mí, personalmente, me tendría en un sin vivir la de Aguirre que es incapaz de decir una verdad así le pagaran por ello con el elixir de la eterna juventud -porque salir de Moncloa afirmando falsamente que el presidente Zapatero le había reconocido que no había aportado un duro a la Comunidad de Madrid, o ahora mismo, acusando al presidente y a todos los miembros del Gobierno de no haber condenado el último atentado de ETA, horas después de que lo hubieran hecho ante todos los medios públicos, es… Digamos que a la de Aguirre no se le puede dar la espalda. Y de nuestro alcalde Gallardón –que tiene mucha ilustración- no tengo que decirle nada. Usted mismo, don Mariano. Y no confunda la Fiesta de la Hispanidad con los toros.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris