Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Amor británico

Isaac Bigio
Isaac Bigio
domingo, 14 de octubre de 2007, 00:58 h (CET)
Muchos países tienen modelos políticos o económicos inspirados en Londres. Ahora los partidos del gobierno y de la oposición en el Reino Unido pueden mostrar un ejemplo al mundo de cómo sobrevivir robándose mutuamente el ropaje de sus contrincantes.

En 1997 los laboristas volvieron al poder luego de 17 años de gobiernos conservadores tras haber abandonado sus originales planteos socializantes y moverse hacia el thatcherismo. Tras perder 3 elecciones generales consecutivas los conservadores iniciaron su recuperación cuando dejan el campo de la derecha dura y emigran al centro eligiendo como su líder a David Cameron, alguien que imita el estilo de Tony Blair y varias de sus medidas ‘ecologistas’ y ‘humanistas’.

El nuevo premier Gordon Brown logró revertir el crecimiento de Cameron y quiso ganar puntos apareciendo al lado de la Thatcher. Apenas los conservadores se fueron recuperando en las encuestas propiciando una reforma tributaria el gobierno les copió casi todas sus propuestas fiscales con el fin de anularles.

‘Rojos’ y ‘azules’ tienen una guerra para ver quien de ellos aumenta su popularidad hurtando varios de los atractivos de sus rivales. Ambos partidos, a su vez, mantienen un sistema de elección uninominal en el cual solo se permite que haya dos grandes fuerzas en el parlamento y que se alternen en el poder, con el cual ambos también la ‘roban’ la posibilidad para que otros partidos irrumpan a sus flancos.

Si en los Andes se habla de un ‘amor serrano’ donde ‘más te pego más te quiero’, el amor de las élites británicas parecería basarse en la premisa; ‘más te robo más te quiero’.

Este ‘modelo’ ha ayudado a que el laborismo haya roto con su pasado izquierdista y a que los conservadores se distancien de la derecha tradicionalista. La mutua cleptomanía política podrá ayudar a generar consensos pero también genera un descrédito en la partidocracia.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris