Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Cambios de juez

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 14 de octubre de 2007, 00:58 h (CET)
El Juzgado número 4 de Orihuela (Alicante) que entiende en el caso sobre un delito contra la ordenación de territorio y por el cual está imputado el ex alcalde del Partido Popular, José Manuel Medina, ha cambiado de juez por cuarta vez en un año. En el caso del presidente de la Diputación Provincial de Castellón, Carlos Fabra, también del PP, son ya ocho los jueces y tres los fiscales que han pasado por el caso, unos se retiraron a petición propia y otros fueron cesados y sustituidos.

Todo esto nos puede llevar a pensar que porqué no se ven sentencias condenatorias, ni absolutorias, en los casos de corrupción en los cuales están implicados militantes y cargos públicos del PP. Se pierden en el tiempo. La verdad es que a uno de ellos, por cierto también ex alcalde de Orihuela, fue condenado, por quedarse cinco millones de pesetas que le entregaron unas monjas, a cuatro años de cárcel, esto fue en marzo de 2002 y por ahí anda paseando tranquilamente. Por lo visto en las cárceles andan mal de celdas libres.

Eso de que todos somos iguales ante la Ley, no deja de ser un concepto más reflejado en la Constitución. La realidad es que como alguien dijo “todos somos iguales pero hay algunos que son más iguales”.

Recuerdo el caso Filesa. Cuatro largos años empleó el fallecido juez Marino Barbero, con la instrucción del caso (1991-1995). Por cierto siempre se nos daba cuenta a los españoles de cómo iba la investigación en puertas de alguna convocatoria electoral. Algunos malpensados decían que el fenecido juez lo hacía para perjudicar a los socialistas. Pero llegó un día en que alguien de “arriba”, de los que mandan en esto de la Justicia, aprovechando que el juez Barbero, posiblemente por su edad en aquel entonces, 66 años, ya no pudo más, cuatro años cansan, y se retiró del caso, nombró para sustituirle al juez Enrique Bacigalupo, que aceleró la instrucción y en cuatro días la cosa estuvo lista para juicio. Unos fueron absueltos y otros fueron condenados a cárcel. En el caso del ex alcalde oriolano José Manuel Medina y de Carlos Fabra ocurre lo contrario, los constantes cambios de juez acumulan retraso sobre retraso. Tiempo al tiempo.

Así está la Justicia en España, diga la Constitución lo que diga.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris