Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Comprar o alquilar

Antonio Ramajo (Salamanca)
Redacción
sábado, 13 de octubre de 2007, 00:13 h (CET)
Últimamente se escucha de manera insistente esta pregunta en multitud de foros de nuestro país, para luego ser contestada siempre en el mismo sentido, COMPRAR. Alquilar una vivienda siempre se ha considerado en nuestra cultura como una forma de tirar el dinero propia de gente poco previsora.

La forma en la que tradicionalmente hemos contestado a esta disyuntiva se fundamenta en la creencia popular de que el precio de la vivienda siempre sube. Partiendo de esta perspectiva idílica la opción no podría ser otra que la compra, pues alquilar seria siempre una forma de cerrar una puerta a una suculenta ganancia.

En los últimos diez años la fuerza especulativa concentrada en nuestro mercado inmobiliario ha creado una burbuja en la que aquellos que decidieron comprar un piso han visto como su capital ha subido de manera exponencial, pero; ¿qué ocurre con aquellos que decidan comprar una vivienda ahora?

Llegan tarde, cualquier cálculo financiero sobre la posibilidad de comprar o alquilar un piso en las condiciones actuales nos decantaría indudablemente por la opción del alquiler, pero si además introducimos el factor riesgo en nuestro análisis y este no es otro que el precio de los pisos, nuestra pregunta llegaría a carecer de sustentación alguna, la respuesta sería siempre ALQUILAR. Pensemos que estamos ante el final de un ciclo económico expansivo, con perspectivas de sucesivos incrementos de los tipos de interés y con un estancamiento en el nivel de empleo, este cóctel unido a unos precios de los inmuebles que no se ajustan ni lejanamente a la capacidad de compra del español medio provocarán a medio plazo una reducción en el precio de los pisos de similar envergadura a la subida especulativa que hemos vivido en estos últimos años.

Esta puede ser la teoría, sin embargo los españoles seguimos y seguiremos pensando que alquilar es tirar el dinero y tristemente somos los jóvenes los que estamos más atados a esta creencia popular que carece de cualquier fundamento que no sea otro que las ganancias que han producido para constructores, promotores e inmobiliarias y que todos pagamos en nuestras hipotecas en ya no tan cómodos plazos.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris